Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo sale del hospital de Amsterdam. Archivo. (Reuters)

La Junta Directiva del Real Madrid se reunió el lunes hasta altas horas de la noche. ¿La conclusión? Ven "muy difícil" la llegada de Cristiano Ronaldo al equipo blanco.

El portugués y su representante, viendo los últimos movimientos, han tranquilizado a la cúpula madridista y les ha dicho que la próxima semana volverá a Manchester y se reunirá con Ferguson para decirle a la cara que quiere irse. Pero Calderón y Mijatovic saben que la decisión de David Gill y de Ferguson de no negociar es a día de hoy "definitiva", lo que impide ser más optimistas.

El Real está cansado de esperar y busca alternativas

Además, el Madrid se está cansando de esperar. El precio de la operación (no menos de 85 millones) es otro handicap para el equipo de Calderón.

Calderón y Mijatovic saben que la decisión de David Gill y de Ferguson de no negociar es a día de hoy "definitiva"

Por ello, en el Madrid ya se han puesto manos a la obra para hacer realidad el llamado ya Plan B (Van der Vaart y Villa).

El 'Guaje' sería el más caro de todos ellos con diferencia (unos 40 millones de euros), pero la última Eurocopa, en el que fue apodado como el '7' de España, podría levantar alguna ampolla en el vestuario blanco con Raúl dentro.

Van der Vaart podría quedar atado el próximo martes en Londres, donde se encontrará Mijatovic con los ejecutivos alemanes con motivo del torneo cuadrangular en el que participan, además del Real Madrid y el Hamburgo, el Arsenal y la Juventus.

Según los medios especializados en la información del Real Madrid, la sensación de ayer tras la Junta es que lo de Cristiano empieza a ser "inviable".