Ronaldo
El delantero brasileño Ronaldo ha empezado su puesta a punto en la sede del club Flamengo, en Río de Janeiro (Brasil). EFE
Ronaldo criticó duramente la preparación que la selección de su país hizo para disputar el Mundial de Alemania 2006, que calificó de "un circo", según recogen hoy medios locales: "Tuvimos quince días, un tiempo razonable, pero la preparación fue un circo".

Brasil partía como favorito en el Mundial al ser el campeón del mundo, pero la búsqueda de su sexto título fracasó al ser eliminado por Francia en los cuartos de final (1-0), después de un torneo muy irregular.

La selección brasileña se concentró en la localidad suiza de Wiggis, después de que la agencia Kentaro pagara a la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) cerca de 2 millones de dólares para llevar al equipo a dicha población.

Cada día había 15.000 personas que nos gritaban al oído

"No tuvimos una estructura que nos protegiese y cada vez que teníamos que salir del campo de entrenamiento, tardábamos más de una hora. Faltó organización, y hasta el hotel de la selección fue invadido, pero no vi a nadie decir que la preparación fue un desastre. Así era imposible que saliera bien", criticó Ronaldo.

"Todo el día, de mañana y de tarde, había 15.000 personas que nos gritaban al oído. Cada día teníamos que pasar por la zona mixta sin tener ninguna protección, aunque intentamos no perder la concentración", aseguró el delantero, actualmente sin equipo.

Sin citar a nadie, Ronaldo también criticó a los directivos de la CBF, a los que acusó de sólo dar la cara cuando se gana: "Cuando pierdes, la culpa es de los jugadores. Cuando ganas, aparece mucha gente en la foto, como en el Mundial de 2002 en Japón".

Admite que estaba gordo

Ronaldo asumió también que llegó a la concentración con más peso (95 kilos) del que debería.

"Cada uno debe asumir su responsabilidad. Yo asumo la mía y el técnico la suya. La mía fue llegar fuera de forma, porque venía de una lesión y llegué haciendo un tratamiento diario para estar de la mejor manera posible", aseguró.

Pese a las críticas, Ronaldo no pierde la esperanza de volver a jugar con la canarinha cuando se recupere: "Soy un soldado herido, pero no he muerto. La selección forma parte de mi vida, tengo una historia con ella increíble y sueño con volver algún día".