El exfutbolista Romario, con los indignados: "El presidente de Brasil ahora se llama FIFA"

  • Cree que "nuestros gobernantes tienen que entender que acabaron los días de corrupción".
  • En su opinión, la FIFA "viene, monta el circo, no gasta nada y se lo lleva todo".
  • Ronaldo dice que las protestas no son contra el Mundial de 2014.
  • ESPECIAL: COPA CONFEDERACIONES.
La estrella brasileña de los noventa, Romario.
La estrella brasileña de los noventa, Romario.
ARCHIVO

El exfutbolista y campeón mundial Romariomanifestó su apoyo a las protestas por mejores servicios públicos con que los brasileños vienen sacudiendo al país desde la semana pasada y atacó a la FIFA, blanco también de las manifestaciones, a la que acusó de mandar en Brasil.

"Nuestros gobernantes tienen que entender definitivamente que a partir de ahora acabaron los días de desvíos, corrupción, robos, deshonestidad y, principalmente, falta de respeto para con nuestro pueblo", dijo Romario en un vídeo que publicó en internet el viernes.

Romario, que actualmente ejerce un mandato como diputado federal por el estado de Río de Janeiro, es uno de los principales críticos de las concesiones que Brasil le ha ofrecido a la FIFA para que organice el Mundial de 2014 y la Copa de las Confederaciones, que comenzó hace una semana.

Entre las críticas de los manifestantes que vienen saliendo todos los días a las calles y que el jueves congregaron a cerca de 1,2 millones de personas en un centenar de ciudades destacan los elevados gastos del Estado con la construcción de estadios para el Mundial.

"El verdadero presidente de Brasil hoy se llama FIFA. Ella llega aquí y monta un Estado dentro del Estado", afirmó el diputado.

"La FIFA tendrá un lucro de 4.000 millones de reales (unos 1.820 millones de dólares) y tendría que pagar impuestos por 1.000 millones de reales (unos 455 millones de dólares), pero no va a pagar nada", aseguró al citar las concesiones fiscales que el gobierno brasileño le otorgó a la entidad.

"Es decir que ella viene, monta el circo, no gasta nada y se lo lleva todo", dijo.

Según el exartillero del Barcelona, cuando Brasil fue escogido como sede del Mundial de 2014, el presupuesto para el evento era de 23.000 millones de reales (unos 10.454 millones de dólares), pera esa cifra ya llega a 28.000 millones de reales (unos 12.727 millones de dólares).

Agregó que Sudáfrica gastó cuatro veces menos para organizar el Mundial de 2010, y Japón y Alemania casi la tercera parte para organizar los de 2002 y 2006.

Según Romario, el dinero invertido en el Mundial habría sido suficiente para construir 8.000 nuevas escuelas y hasta 28.000 canchas deportivas en todo el país.

Romario también criticó al exfutbolista Ronaldo, su compañero en la selección brasileña y miembro del Comité Organizador Local del Mundial, por haber prometido en vano 32.000 ingresos para deficientes físicos en el Mundial.

Ronaldo: no es contra el Mundial

Precisamente, Ronaldo, blanco de numerosas críticas por su inicialmente contradictoria posición con respecto a las protestas por mejores servicios públicos que sacuden a Brasil, aclaró que apoya a los manifestantes pero que no considera que los brasileños se opongan al Mundial de 2014.

"No es eso. La población no está contra el Mundial. La población se está manifestando contra la corrupción, contra hospitales deficientes. El pueblo no se opone al Mundial, sino al desvío de dinero", afirmó el campeón mundial en una entrevista a un reducido número de diarios brasileños y reproducida hoy por la agencia Folha.

El exgoleador de Barcelona, Inter y Real Madrid ha sido criticado debido a que, por su posición como miembro del Comité Organizador Local (COL) del Mundial, se había posicionado contra los manifestantes que critican los eventos futbolísticos.

El tres veces mejor futbolista del mundo dijo que el Mundial no significa que el Gobierno esté entre la alternativa de invertir en estadios y dejar de invertir en escuelas y hospitales.

"Es posible hacerlo todo. El pueblo quiere mejorías y el Mundial es una gran oportunidad que Brasil tiene para recibir inversiones. Eso no justifica los desvíos ni los altos costos", afirmó el exfutbolista al asegurar que las críticas están dirigidas a la corrupción.

Tras alegar que no tiene funciones ejecutivas como miembro del COL, Ronaldo dijo que apoya medidas para combatir los desvíos de dinero que puedan haber ocurrido en la construcción de estadios.

"No tengo miedo (de las protestas) porque soy del pueblo y reivindico lo que el pueblo quiere. No tengo miedo de sufrir cualquier tipo de represalia. Quiero un Brasil más justo y por eso estoy exactamente con el pueblo, que quiere el fin de la corrupción, del desvío de dinero, y la construcción de hospitales", dijo.

"Todos festejaron cuando fue decidido que el Mundial sería organizado en Brasil porque lo vieron como una oportunidad de crecimiento. Pero sabemos cómo funcionan las cosas. Sabemos que hay desvíos y el pueblo está cansado de eso. Queremos ver presos a los responsables por los fraudes", agregó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento