La rodilla de Valerón le da problemas
Valerón, en enero pasado, saliendo de la clínica madrileña Cemtro. (Kote Rodrigo / EFE)
Tras la exploración, el mediapunta salió cojeando de la clínica, pero contento, ya que sólo tendrá que estar ocho o nueve días parado: «Por suerte, no fue tan grave como pensaba».

Valerón se tuvo que retirar de la sesión al realizar un mal giro con su articulación maltrecha en la última jugada del partidillo que había dispuesto el técnico, Joaquín Caparrós. El canario, que debutó esta temporada ante el Real Madrid el pasado 7 de enero, se llevó inmediatamente la mano a la rodilla, pero pudo regresar por su propio pie a los vestuarios. Caparrós dio por concluido la sesión después del percance.

El jugador, de 31 años, sufrió el 22 de enero de 2006 la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, y en julio, una recaída. Desde esa fecha sólo ha disputado unos pocos minutos, contra el Madrid y el Recre, en Liga, y contra el Mallorca, en Copa.

Arizmendi alaba «la tensión»

El delantero Javier Arizmendi, que marcó el domingo el tanto del empate blanquiazul contra el Recre, explicó ayer la buena racha del Depor en 2007 con la «recuperación de la intensidad en el juego y la presión de inicios de temporada». El madrileño se ha convertido en la referencia goleadora del equipo con tres goles, pero él no se siente protagonista: «El equipo tiene los goles bastante repartidos, no depende de un jugador sólo y eso es muy importante».