El Real Madrid está ultimando el fichaje de Robinho. El club blanco espera salvar las diferencias económicas con el Santos brasileño esta misma semana y que Robinho se convierta en jugador merengue antes del viernes.

En las últimas horas se han intensificado los contactos telefónicos entre Juan Figer, representante del jugador, y Marcelo Teixeira, presidente del club brasileño.

El Santos quiere más dinero, pero el Madrid ha llegado a su oferta tope y pretende cerrar el traspaso de Robinho en 25 millones de euros.

Mientras tanto, el jugador sigue sin entrenarse, a la espera de conocer su futuro. Robinho, que la semana pasada no acudió a cuatro entrenamientos del Santos como medida de fuerza, ha reconocido públicamente que se quiere marchar de Brasil y jugar en el Madrid 

El entrenador madridista, Vanderlei Luxemburgo, ya dirigió al mediapunta en su etapa en el Santos.

NOTICIAS RELACIONADAS: