Ahora juega, resuelve partidos y su estado de ánimo es positivo. Ayer lo demostró en la rueda de prensa: «Soy muy feliz y quiero seguir en el Real Madrid. Si Capello me pone, está claro que es porque confía en mí. Si soy suplente el domingo no pasaría nada, porque mi intención clara es triunfar en el Real Madrid».

También ayer habló Cannavaro sobre Capello: «No necesita que le defiendan, yo no soy su guardia», y sobre el equipo: «Si jugando mal estamos arriba, si jugamos bien...».