Así, Bautista cayó por (6)6-7, 6-3 y 6-4 en un partido que se prolongó durante dos horas y cinco minutos. El jugador castellonense, por tanto, no hizo bueno su estatus de segundo cabeza de serie sobre la arcilla roja francesa.

Quizá le condicionó el hecho de jugar abriendo el turno matutino, para un encuentro en el que Fritz quebró el servicio de su rival en solo dos ocasiones, pero más que oportunas, y ni tan siquiera concedió oportunidades de 'break' a Bautista.

Por otro lado, Ramos cerró la jornada vespertina en el certamen de Ginebra con un marcador adverso de 7-6(5) y 7-5. Una hora y 42 minutos duró su enfrentamiento con Delbonis, quien aprovechó sus dos únicas opciones de 'break' para sacar tajada.

Las citadas oportunidades de quiebre llegaron en el tramo final del segundo set, donde el barcelonés flojeó en lo que a esas alturas ya se había convertido en un vaivén. El argentino, que en 'semis' se topará con el alemán Alexander Zverev, dejó al torneo huérfano de españoles.