Robert Kubica
Robert Kubica vuelve a la Formula 1 Williams

Robert Kubica volverá a ponerse a los mandos de un Formula 1 como piloto titular. La escudería Williams ha confirmado al polaco su asiento para el Mundial de 2019 en lo que es una de las historias de superación más conmovedoras de la historia del automovilismo.

Es el regreso de Kubica a la F1 después de ocho años y la vuelta a la élite tras el gravísimo accidente de 2011 en el Rally Ronde di Andorra que le dejó secuelas permanentes en la mano derecha, que estuvo a punto de perder.

El piloto polaco, que participaba en el Mundial de Rally con Lotus Renault, manifestó desde el principio su gran objetivo de regresar a la F1, algo impensable en aquellos años dado el estado de su mano. Sin embargo, ha logrado completar su propia historia de superación y será el compañero de George Russell en la escudería inglesa en 2019.

La historia de Kubica está muy ligada a su religión. Siempre competía con una estampita del Papa Juan Pablo II, de quien era devoto. Su ferviente fe no pasó desapercibida para el Vaticano que, incluso, investigó un grave accidente del polaco en 2007 a los mandos de su BMW. Se salió de pista a más de 200 kilómetros por hora y se chocó contra el muro. Sólo sufrió un esguince de tobillo, lo que llevó al Vaticano a investigar el accidente por si se había tratado de un milagro.

Tras un progreso de recuperación de 2011 en adelante en el que ha ido cumpliendo pequeños retos dentro del automovilismo, Kubica hace realidad el sueño que tenía el año pasado cuando participó en varios entrenamientos libres con Williams y vuelve a ser piloto del 'Gran Circo'.