Fútbol
Imagen de archivo de la práctica de fútbol. EFE

El jugador norteamericano del Leeds, Robbie Rogers, sorprendió al fútbol inglés después de anunciar su retirada con apenas 25 años tras confesar que es homosexual. "El fútbol era mi vía de escape, ahora se sabe mi secreto y soy libre", aseguró.

He tenido miedo a ser juzgado y a que mi secreto me impidiera cumplir sueños

En una entrada en su blog con el nombre de 'The Next Chapter' (El próximo capítulo), explica cómo ha estado toda la vida con miedo a mostrar públicamente su condición sexual. "Siempre me he sentido distinto. En los últimos 25 años he tenido miedo a mostrarme como realmente soy. Miedo a ser juzgado y no conseguir mis sueños y aspiraciones. Miedo de que mi gente me tratara de forma diferente si conocían mi secreto, miedo a que mi secreto se pusiera en el camino de mis sueños como jugar un Mundial, ir a los Juegos Olímpicos...sueños que hicieran que mi familia se sienta orgullosa", afirma. 

"Pero la vida es simple cuando el secreto se ha ido, porque el dolor de soportarlo ya no está. Trata de explicarle a la gente que amas que eres gay con 25 años. Siempre pensé que lo mantendría en secreto, y el fútbol era mi vía de escape, mi identidad. Disfruté más de lo que pude imaginar y siempre estaré agradecido por esta carrera. Pero es hora de irse, de descubrirme lejos del fútbol. Es la 1 de la mañana en Londres y no podría ser más feliz tomando esta decisión. La vida está llena de cosas maravillosas. Soy un hombre libre", concluye.

Horas después, y tras una avalancha de mensajes de apoyo, el jugador agradeció en Twitter la respuesta.

El atacante californiano jugaba cedido en el Stevenage de la Football League One en Inglaterra, donde llegó procedente del Columbus Crew. Con el equipo norteamericano ganó la MLS Cup.