Riquelme en el Madrigal
Riquelme en el Madrigal Agencias

"Me dolió que silbaran a Diego. Me pone triste que la gente le pite, tanto a él como a cualquier compañero en el campo. Siempre repito que a mi la gente me trata muy bien, soy feliz en este lugar y cada día que pasa estoy más contento de estar en el Villarreal", dijo.

Sin embargo, a pesar de reconocer el cariño que le profesa la gente en Villarreal, insistió en que está dolido por que le silbaran al punta uruguayo. "Es un compañero nuestro y a mi no me pone feliz que le silben, creo que es un jugador que le ha dado mucho a este club y no somos conscientes que gracias a él y a sus goles pudimos llegar a la Liga de Campeones y parte de esa clasificación se la debemos a él", recordó.

"Soy consciente de que nosotros estamos obligados a devolver a la gente el cariño que nos dan, pero hay veces que ellos también deberían recordar lo que hace el futbolista. Marcó 25 goles, que son muchísimos, y aunque este año no ha tenido suerte, creo que es el momento de apoyarle", agregó el delantero.

Eliminación de la Champions

Sobre el golpe moral que supuso la eliminación en las semifinales de la Liga de Campeones, Riquelme dijo estar "recuperado y más contento", además de agradecer la muestras de ánimos que ha recibido desde que falló el penalti.

"Siempre me pone bien y muy feliz todo ese tipo de cosas. Yo soy un tipo agradecido de verdad, por ahí lo demuestro poco, pero soy un ser humano como cualquiera y todas esas cosas me alegran. Intentaré demostrarlo en el campo y devolver todo el cariño que me dan", comentó.

También comentó las noticias surgidas sobre posibles ofertas recibidas en el Villarreal por él y de las que dijo estar halagado a la vez que expuso su dedicación al club Villarreal.

"A uno le hace sentir bien que se hablen de equipos importantes y que le quieran a uno, pero a mi lo único que me interesa es el Villarreal. Me queda un contrato bastante largo, estoy contento de estar aquí y no pienso en nada más", manifestó el futbolista argentino.