Frank Rijkaard, en el partido contra el Getafe
Frank Rijkaard, en un partido del Barça (EFE). Paco Campos / EFE
En la víspera del clásico, Frank Rijkaard, entrenador del Barcelona, ha asegurado que "no hay ningún problema" con Ronaldinho, restó importancia a los toques de atención en público que ha hecho a su delantero en algún entrenamiento y recalcó que ve a su equipo "muy metido" para ganar al Real Madrid.

El holandés ofreció una versión reducida de rueda de prensa. Después de programar un entrenamiento a las 18:30, una sesión que se desarrolló en La Masía y bajo la lluvia, Rijkaard apenas dio claves sobre sus planes con vistas al partido de este domingo.

Explicó que ha convocado a 19 futbolistas porque tiene algún jugador con molestias y, después de mucho insistir, Rijkaard desveló que no se trataba de Ronaldinho.

"Hay un jugador con molestias y tengo alguna duda, pero prefiero no decirlo. Ronaldinho está para jugar mañana. En general, estoy satisfecho con su trabajo", dijo Rijkaard, quien insistió que no está molesto con el brasileño, a pesar de que en el entrenamiento del viernes le advirtió para pedirle más intensidad.

"Hoy hemos hecho un entrenamiento normal, no ha habido nada extraño. He visto a todos los jugadores metidos y no hay ningún problema. Ayer (por el viernes) fue ayer y a mi no me ha molestado nada. Son cosas que pasan a menudo, que hable con mis jugadores", ha indicado.

Asegura que no se siente presionado a la hora de tomar decisiones y para resumir las ganas que Rijkaard tenía de hablar, una respuesta. A la pregunta de cuáles son las claves del partido, el holandés dijo: "Marcar más goles que ellos".

Sobre el Real Madrid, el holandés indicó que se trata de "un buen equipo" que además "está en racha y jugando bien", y que cuenta con unos delanteros a los que "habrá que prestar mucha atención".

Rijkaard afirmó que tiene prácticamente el equipo decidido y no cree, contrariamente a lo que dijo Joan Laporta, que el Barça se juegue más que el Real Madrid por el hecho de llevar cuatro puntos menos en la clasificación.

En todo caso, no quiso dar pistas sobre la alineación, pero advirtió: "En general nunca he entrenado con el equipo titular en un campo de entrenamiento", argumentó Rijkaard, quien calificó la baja de Leo Messi como "una lástima", porque "es un gran jugador", pero insistió en que tiene "confianza en el equipo".