Rijkaard y Milito
Rijkaard consuela a Milito tras el partido. (Efe)

A Frank Rijkaard se le vio con un semblante triste, igual que el ánimo de un Barcelona tras caer ante el Manchester (1-0). Pero para el holandés "sólo ha faltado un gol. Esta es la realidad. Nosotros hemos jugado un gran partido", indicó.

Al entrenador azulgrana le preguntaron si la solución pasa por su adiós del banquillo: "No es el momento de hablar de estas cosas", comentó. Pero también apuntó que "el Barcelona tiene gente capaz de tomar decisiones. Ahora lo que el equipo necesita es ayuda. No puedo decir que me voy. Otra cosa es que te digan que me vaya", concluyó.

Concluir con que esto es un fracaso... Es demasiado fácil atacar a todo el mundo

"Estamos
muy tristes y decepcionados. Este equipo lo ha dado todo para cumplir el trabajo. Concluir con que esto es un fracaso... Es demasiado fácil atacar a todo el mundo. Este grupo ha luchado, necesita ayuda y también respeto. No queremos perdernos en frases y conclusiones que van a provocar más daño", sentenció.

"Con la cabeza bien alta"

"Es un momento complicado y difícil, y ahora lo que necesita el grupo es ayuda. Los futbolistas tienen que mostrar carácter y coraje, y acabar la temporada lo mejor que se pueda. De este partido podemos salir con la cabeza bien alta".

"Ahora, empieza el momento más complicado. La 'Champions' ha acabado. Pero hay que seguir con carácter y orgullo. Esto es lo único que podemos hacer", ha añadido.