El rey Don Juan Carlos
El rey Don Juan Carlos, durante la entrega de los Premios Nacionales del Deporte 2010. EFE

La alpinista Edurne Pasabán y el piloto Jorge Lorenzo han recibido este lunes el Premio Reina Sofía y don Felipe de Borbón como Mejores  Deportistas españoles de 2010 en una ceremonia presidida por Sus  Majestades los Reyes don Juan Carlos y doña Sofía, celebrada en el Palacio de El Pardo de Madrid.

A la misma han asistido también los Príncipes de Asturias, don Felipe de Borbón y doña Letizia Ortiz, y la Infanta Elena, acompañados, entre otros, por el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky; el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, así como numerosos representantes de las federaciones nacionales y deportistas y ex deportistas.

"2010 ha sido, sin duda, el año más brillante del deporte español. Nuestros éxitos lo dicen todo. Los españoles nos sentimos profundamente  orgullosos de nuestros deportistas. Gracias a vosotros España es una  potencia deportiva de primer orden", comentó don Juan Carlos.

El deporte nos enriquece como seres humanos

En 2010 Edurne Pasabán se convirtió en la única mujer en la historia que ha ascendido los catorce ochomiles del planeta, tras confirmarse que la surcoreana Oh Eun-Sun había coronado una cumbre menos, y Jorge Lorenzo se proclamó campeón de MotoGP, la categoría reina del motociclismo.

Asimismo, se entregó el Premio Princesa de Asturias doña Letizia, que  distingue al mejor deportista menor de 18 años, al también piloto de motociclismo Marc Márquez, campeón del mundo de 125 centímetros cúbicos; y el doña Elena, a la Federación Andaluza de Fútbol, por el programa 'Contar con el fútbol' en los colegios para fomentar la educación a través del deporte y los valores cívicos y fundamentales.

La Copa Barón Güell la recibieron el seleccionador nacional de futbol,  Vicente del Bosque, y el capitan Iker Casillas, por el título en el Mundial de Sudáfrica, aunque también les acompañó en el acto el presidente de la RFEF, Angel María Villar.

El premio Infanta doña Cristina, al deportista revelación del año, lo recogió el saltador de longitud Eusebio Cáceres, medalla de plata en los Campeonatos del Mundo júnior, y el Trofeo Comunidad Iberoamericana, la argentina Luciana Aymar, apodada la 'Maradona' del hockey sobre hierba y que el pasado año ganó el Mundial en su país, en Rosario.

El ex tenista Manuel Santana se llevó el Premio Nacional Francisco Fernández Ochoa, que reconoce la trayectoria de una vida "entregada, de  manera notoria, a la práctica, organización, dirección, promoción y  desarrollo del Deporte".

Los Premios Nacionales del Deporte, convocados por el Consejo Superior de Deportes (CSD), distinguen a los deportistas, asociaciones y demás  entidades que han destacado por su impulso y promoción del deporte.

El jurado, presidido por el Director General de Deportes del CSD, Albert Soler, está compuesto por miembros, pertenecientes al CSD, COE,  Federaciones, Comunidades Autónomas, corporaciones locales y deportistas  de reconocido prestigio.

El deporte en la sociedad

El rey Don Juan Carlos destacó el ejemplo de los deportistas españoles como factor de unión de la sociedad al reforzar y ensalzar "los mejores valores individuales y colectivos".

"Es un hecho incontestable que vuestro ejemplo está contribuyendo a la mayor identificación en España entre deporte y sociedad", dijo el rey.

"El deporte nos enriquece como seres humanos y nos une como sociedad al reforzar y ensalzar los mejores valores individuales y colectivos, y al fortalecer nuestro espíritu de lucha en todos los órdenes de la vida", añadió.

El rey indicó que "está comprobado" que el éxito que simbolizan los deportistas españoles "anima e incita" la mayor práctica deportiva por parte de los ciudadanos, "con todas las consecuencias beneficiosas que ello tiene".

"Creo al mismo tiempo que el deporte, en su más noble y amplia expresión, debe concitar el esfuerzo y la colaboración de todos. No solo en las disciplinas de equipo y más populares, -en las que España es hoy el primer país del mundo-, sino también en las individuales y en las menos extendidas", aseguró.

Ensalza la proyección de España

El rey también subrayó la influencia de los éxitos deportivos en la proyección de España como país en el mundo.

"Gracias a vosotros y a tantos otros que han venido abriendo camino desde hace años, España es hoy una potencia deportiva de primer orden", dijo Don Juan Carlos, que felicitó a todos los premiados de 2010, "sin duda el año más brillante de la historia" del deporte español.