Imágenes de la jornada en Pekín
Imágenes de la jornada en Pekín. EFE

El cuarto oro para España llegó en la decimotercera jornada de los Juegos, superando la participación de Atenas, en cuanto a ese preciado metal se refiere, aunque la jornada fue menos lucida de lo que debería, tras los momentos emotivos que se vivieron con los minutos de silencio tras la tragedia sufrida en la jornada de ayer en Madrid.

Así seguimos acercándonos a los diez primeros (13ª posición) y podrían caer algunas medallas en la jornada del viernes, con los 50 km. marcha, piragüismo o el baloncesto y el balonmano.

El día comenzaba torcido, al conocer la negativa del COI a ondear la bandera española a media asta y que se hicieran homenajes al accidente de Madrid, como guardar un minuto de silencio o lucir crespones negros. Aún así, en la Casa de España se guardó un minuto de silencio, junto a grandes personalidades del país.

A su vez los deportistas españoles desafiaron la decisión del COI, siempre opuesto a que afecten los Juegos hechos externos, y lucieron cintas negras en memoria de las 153 personas fallecidas en el accidente aéreo del miércoles en el aeropuerto de Madrid.

En el plano estrictamente deportivo, fueron los regatistas Fernando Echávarri y Antón Paz los que se colgaron la mejor medalla en la disciplina de Tornado, en vela.

Cal nos hace soñar con más metales, como el baloncesto y el hockey

En hockey masculino, España disputará su tercera final olímpica, ante Alemania , después de imponerse a Australia por 3-2 en un partido muy disputado hasta el final, donde un gol de Santi Freixa de penalti córner dio el triunfo a España.

En piragüismo, este viernes es el gran día, con David Cal aspirando al título en C-1 sobre 1.000 y 500 metros. El español tendrá como rivales principales al húngaro Attila Vadja, en 1.000 metros, y el ruso Maxim Opalev, en 500.

En cuanto al K-4 de Beatriz Manchón, Jana Smidakova, Sonia Molanes y Teresa Portela, busca la primera medalla del piragüismo olímpico femenino español.

El atletismo sigue decepcionando

María Vasco rozó el primer metal al terminar quinta en 20 kilómetros marcha, al igual que Beatriz Pascual, que fue sexta y se situó segunda en el ránking español de todos los tiempos.

Ruth Beitia mejoró nuestras expectativas al colarse en la final de altura (1,93).

En 110 vallas, Jackson Quiñónez acabó en octaba posición la final olímpica.

María Vasco quedó quinta en 20 km marcha y Ruth Beitia se metió en la final de altura

Por otro parte, España tendrá por vez primera dos mujeres en la final olímpica de 1.500. Natalia Rodríguez, plusmarquista española de 1.500, e Iris Fuentes-Pila, doble campeona de España, estarán el sábado en la carrera decisiva tras conseguir sendos segundos puestos en la primera y la segunda serie.

Mercedes Chilla , primera lanzadora española en una final olímpica, consiguió el noveno puesto en la de jabalina con una marca de 58,13 que no fue suficiente para pasar a la mejora.

Manuel Olmedo y Antonio Reina cerraron su participación en los Juegos de Pekín sin poder conseguir el pase a la final de 800 metros, aunque el primero, cuarto en la tercera semifinal con 1:45.91, estuvo cerca.

Debut en gimnasia rítmica

En gimnasia rítmica, Almudena Cid, la participante más veterana de esta disciplina en Pekín 2008, con 28 años, quedó en décimo lugar con la mirada puesta en la final, mientras que el combinado nacional hizo un séptimo puesto en el concurso por equipos.