Drogba
Didier Drogba (dcha) pelea por el control del balón con el jugador del Tottenham Michael Dawson. (Efe)

En Inglaterra, la Liga (todos los resultados y clasificación de la Premier League) que parecía tener en su poder el Manchester ha cobrado un interés inesperado, después de que el conjunto de Alex Ferguson sucumbiese en Fratton Park contra el Portsmouth (1-0) y el Chelsea solventase por el mismo resultado el derbi londinense ante el Tottenham, que jugó tan sólo 39 horas después de perder contra el Sevilla en la Copa de la UEFA (2-1).

La novena victoria por 1-0 y la decimotercera hora consecutiva de competición sin encajar un gol, le sirve a José Mourinho para sacar pecho y para lamentar que se haya tenido que cambiar el calendario para evitar que el Chelsea y el Manchester repitiesen enfrentamiento consecutivo en la semifinal de la Copa y en la Liga.

"Tienen suerte de no jugar en Stamford Bridge la próxima semana", afirmó, al referirse al supuesto mejor momento de forma de su equipo.

El Schalke toma aire

Venció contra el Borussia Moenchengladbach y se mantiene al frente de la Bundesliga. Contra el colista y sin mucho brillo, pero con efectividad, el Schalke logró un triunfo por 2-0 que le sirve para calmar los nervios, después de la derrota que le infligió el Bayern la semana previa.

El Schalke tiene grabado en la memoria que no levanta el trofeo desde 1958 y que, desde entonces, siempre ha fallado en el momento decisivo.

El Werder Bremen es segundo, con dos puntos menos que el Schalke (54), gracias a su sufrida victoria sobre el Nuremberg (1-0), en el que Miroslav Klose sumó su novena jornada consecutiva sin marcar, por primera vez en su carrera.

Cuarto, a seis puntos del líder, el Bayern se conforma, por el momento, con no perder la estela de las plazas de Liga de Campeones, mientras trata de resolver su pase a la semifinal de esa competición, en el Allianz Arena, contra el Milán y con un 2-1 en contra del partido de ida.

En el Calcio Ronaldo sigue brillando

La Liga italiana, por último, no esperará hasta el último momento para elegir al ganador, porque nadie duda de que el Inter logrará por anticipado el título que la justicia deportiva le entregó la campaña anterior.

Invicto en toda la temporada, con 25 victorias en una treintena de encuentros, el equipo de Roberto Mancini se ha propuesto alcanzar el centenar de puntos, pero en la consecución de en ese objetivo se cruzó el sábado el Reggina, un modesto que trata de huir del descenso y que logró un meritorio empate sin goles.

El tropiezo del Inter deja al Roma, que se impuso por 0-2 al Catania a 18 puntos, una anécdota en una jornada marcada por la llegada del Milán a la orilla del cuarto puesto.

Con el ánimo renovado desde la llegada de Ronaldo, que marcó el primer gol ante el Empoli (3-1), el Milán está ahora a un punto del Palermo, que ocupa la cuarta plaza con un partido más.