Mario Hezonja
El croata Mario Hezonja (i), del FC Barcelona avanza ante la oposición de Roger Grimau. EFE

El Joventut de Badalona sufrió su quinta derrota de la temporada en su visita al Estudiantes y fue el único del quinteto de cabeza que perdió en una jornada 19 en la que Unicaja sigue líder tras imponerse en el partido de la jornada al Laboral Kutxa (76-74).

A la estela de los malagueños —que continúan invictos en casa— sigue segundo, ahora en solitario tras el traspiés del Joventut, el Real Madrid, que obtuvo una insulsa victoria (86-70) ante un Gipuzkoa que no demostró nada para que el Palacio de Deportes dejara de ser su pista maldita en la que nunca logró la victoria. Y van ocho visitas.

Por su parte, el Estudiantes despertó a tiempo y tiró de casta para derrotar, en unos muy buenos últimos minutos, a un Joventut de Badalona que no tuvo su mejor tarde y truncó una racha de cinco triunfos consecutivos y diez victorias en sus últimas once actuaciones (78-75).

Los badaloneses son ahora cuartos, tras un Bilbao Basket que, de la mano de un espléndido Quino Colom, ha remontado ante un MoraBanc Andorra que ha dominado el partido durante muchos minutos pero que ha cedido en un pletórico último cuarto del conjunto de Sito Alonso, que al final han vencido hasta con holgura en el marcador (84-72).

Festín del Barça

A cuatro días para el decisivo partido de Euroliga ante el Real Madrid, el Barcelona se dio un festín ante un calamitoso Bruixa d'Or Manresa (101-53), en un partido sin historia que se decidió tras un primer tiempo impoluto en el que los azulgrana completaron una parcial de 53-13.

El Iberostar Tenerife aprovechó el estado de nerviosismo permanente en que se ha instalado el CAI Zaragoza en los últimos encuentros para llevarse una cómoda victoria (72-83) que se decidió por el acierto de los insulares en los triples durante el último cuarto.

Por la parte baja la gran sorpresa la dio el colista Sevilla, que en el debut de Luis Casimiro en el banquillo se reencontró con la victoria ante el Valencia Basket (79-72) tras nueve jornadas sin ganar y frenó a un rival que perdió por cuarta vez consecutiva fuera de casa, igualando así su peor racha en las dos últimas décadas.

El Montakit Fuenlabrada, en el que Andy Panko y Steve Burtt se vieron poco acompañados por el resto del equipo, siguió con su mala racha al perder por 82-69 en la pista de un UCAM que se reencontró con la victoria después de tres derrotas gracias a su mejor juego colectivo en un partido accidentado, pues el local José Ángel Antelo y el visitante Moussa Diagne lo acabaron lesionados.

Y en el único partido disputado el sábado, el Rio Natura Monbus Obradoiro hizo una demostración de garra en el Fontes do Sar ante el Herbalife Gran Canaria, con una victoria trabajada durante cuarenta minutos (80-68).