Un español atrapado en una cueva de Perú
Las labores de rescate del espeleólogo español Cecilio López-Tercero. Instituto Geofísico del Perú / EFE

El espeleólogo español Cecilio López-Tercero lleva desde el día 18 de septiembre atrapado en una cueva de Perú a 400 metros de profundidad, con una temperatura de unos 10 grados y una humedad del 100%. ‘Ceci’, como le conocen sus compañeros, cayó desde una altura de cinco metros dentro de la cueva amazónica de Inti Machay y podría tener lesiones en vértebras y costillas, por lo que necesita un dispositivo de rescate que lo saque de la cueva y que atienda sus lesiones.

Marisa, hermana del espeleólogo, cuenta que "la familia está sufriendo mucho" Marisa López-Tercero, la hermana del espeleólogo, cuenta a 20minutos que "la familia está sufriendo mucho". La novia de Cecilio está en Lima y ella está en contacto con los rescatadores, pero las esperas hasta que llegan noticias se hacen largas: "Hasta los espeleólogos más experimentados tardan cinco horas en llegar hasta donde está él y otras cinco en salir", explica. "Al menos las noticias suelen ser buenas", comenta, "tiene buen estado de ánimo y come bien".

También dice que el Gobierno peruano y el consulado español en Lima están "colaborando en todo lo que han podido", pero critica que el Gobierno español "no está poniendo los medios para que la gente vaya a hacer el rescate".

La Federación Madrileña de Espeleología y varios clubes han enviado material y personal para el rescate y están pagando los viajes con dinero de su bolsillo. En los últimos días han logrado recaudar alrededor de 18.000 euros en donaciones que, según dicen, no son suficientes para cubrir los gastos del rescate. Además, amigos y compañeros espeleólogos han contribuido a la causa con dinero e incluso llevando comida y bocadillos a los que han volado hasta Perú.

Santiago Barquero, espeleólogo y miembro del club Geoda, al que pertenece Cecilio, considera que el Ministerio "no ha hecho lo suficiente". "Podrían haber hecho algo con las compañías aéreas o haber sufragado los billetes", dice en una conversación telefónica con 20minutos, "si el Gobierno hubiera contactado con las compañías aéreas y hubiera cogido plazas, el sábado podría haber salido mucha más gente". Barquero sí reconoce la labor del cónsul español en Perú, "la persona que lo ha movido todo", y elogia también el despliegue del Gobierno peruano. Compara la situación con la de los misioneros españoles con ébola y asegura que ha habido "mucha pasividad" por parte del ministerio de Exteriores.

El espeleólogo español Cecilio López-TerceroSegún explica a este diario Ángel San Juan, presidente de la Federación Madrileña de Espeleología, la federación cuenta con un seguro que cubriría un máximo de 18.000 euros por el rescate y otros 6.000 en gasto médico, una póliza "muy normal" para actividades de este tipo.  Sin embargo, San Juan asegura que ha sido necesario desplazar a mucha gente hasta Perú y que el gasto superará con creces lo que cubre el seguro.

Por este motivo, el club Geoda convocó este jueves una concentración a las 19.00 en la Plaza de la Provincia de Madrid para "denunciar la pasividad de las autoridades españolas" y han invitado a los asistentes a ir equipados como espeleólogos.

Desde de Exteriores aseguran a 20minutos que el Gobierno y el Ministerio han estado pendientes del asunto desde que tuvieron conocimiento del accidente e indican que "cuando se produce un accidente de un español de este tipo fuera de nuestras fronteras, las operaciones de rescate corresponden a las autoridades del país en que se produce". Agradecen los "enormes medios" desplegados por Perú, que incluyen aviones, helicópteros, autobuses, dotaciones de bomberos, voluntarios espeleólogos, protección civil y personal del Ejército.

Además, explican que los pueblos de alrededor "están desplazando constantemente víveres, agua, electricidad y equipamiento", que la propia embajada ha enviado víveres, agua y equipamiento de acampada y que dos miembros del consulado se han desplazado a la cueva.

La operación podría durar hasta una semana

El equipo de rescate está compuesto por más de medio centenar de espeleólogos, la mayoría de ellos españoles que han viajado voluntariamente hasta el lugar para ayudar a Cecilio. El fin de semana pasado había una veintena de personas que ya lograron acceder al lugar donde se encuentra el espeleólogo herido, el miércoles llegaron otros 16 desde España y este mismo jueves llegaron al campamento otros 23 mientras un último grupo de ocho personas salía desde Barajas, según ha informado la federación madrileña.

Podría tener algunas fracturas en las costillas y lesiones en las vértebras, aunque parece que no hay daño en la médulaSantiago Barquero cuenta que Cecilio se encuentra "bastante animado" y que incluso da instrucciones a los que han acudido a ayudarle (él mismo pertenece al grupo de socorro de la federación madrileña). Cecilio podría tener algunas fracturas en las costillas y lesiones en las vértebras, aunque parece que no hay daño en la médula porque puede mover las piernas. "Tiene dolores, pero está medio sedado con morfina", cuenta Barquero, "no se podrá dar un diagnóstico preciso hasta que se haga un escáner".

"Hemos estimado que puede tardar entre cinco y siete días en sacarlo", continúa Barquero, "hay que pasar la camilla por todos los meandros de la cueva y la operación puede ser complicada". Según informan desde la federación, la preparación del dispositivo de rescate debería estar bastante avanzada y los trabajos para sacar a Cecilio de Inti Machay podrían empezar en cuanto el último grupo de espeleólogos llegue a la zona.