Pocas veces una jornada de la Copa del Rey resultó tan catastrófica para los equipos murcianos. Todos los que participaron en la segunda ronda quedaron eliminados. Sin tiempo para lamentos, llega una nueva jornada liguera. Uno de los varapalos más importantes se lo llevó el Murcia. Los hombres de Lucas Alcaraz perdieron ante Las Palmas en un pésimo partido y reactivaron la dañada moral canaria. Ahora, los pimentoneros, instalados en la zona alta de la tabla, visitan mañana el Rico Pérez de Alicante con la intención de sumar tres puntos y olvidar las penas coperas. Tampoco le sonríe la vida al Ciudad de Murcia que, eliminado la noche del miércoles por el Málaga, recibe el domingo a la Ponferradina. Ambos se encuentran empatados a seis puntos. Por último, el Lorca, eliminado por el Valladolid, visitará el domingo al Poli Ejido. La victoria se antoja necesaria para escapar de la zona baja de la tabla cuanto antes.