La escudería francesa Renault ha reconocido haber tenido acceso a informaciones procedentes de McLaren Mercedes, a través de un ingeniero tránsfuga, pero manifestó que no los utilizó en la concepción de su monoplaza.

En un comunicado, la marca francesa indicó que el ingeniero Phil Mackereth llegó a Renault en septiembre de 2006, procedente de la escudería anglo-germana, y "trajo con él informaciones propiedad de McLaren".

Renault responde así a la convocatoria de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) para que aclare un presunto caso de espionaje a McLaren.

Las informaciones aportadas por Mackereth "no fueron utilizadas para influir en la concepción del monoplaza Renault de ninguna forma", señaló la marca francesa.

El equipo francés, que deberá comparecer ante la FIA el próximo 6 de diciembre en Mónaco, asegura que abrió una investigación interna en cuanto supo que el ingeniero había traído consigo datos de su anterior equipo y "ficheros técnicos".

Renault le despidió

Sin el acuerdo de ninguno de los responsables de Renault, estos ficheros, almacenados en disquetes informáticos, fueron introducidos en los sistemas de la escudería francesa. En cuanto tuvo conocimiento de los hechos, Renault suspendió de sus funciones a Mackereth, informó a McLaren y a la FIA y abrió una investigación interna.

Los datos que tenía de McLaren eran los del interior de un depósito de combustible y la caja de cambios, entre otros
Ésta permitió comprobar que el ingeniero tránsfuga había informado a varios de sus colegas de los datos que tenía de McLaren a través de diseños del interior del depósito de combustible, la caja de cambios, un compensador de masas y un sistema de amortiguación de suspensión, relató Renault.

"Los ingenieros implicados afirmaron que, tras haber visto brevemente los diseños, ninguna de esas informaciones fue utilizada para inspirar la concepción del monoplaza de Renault en ninguna de sus formas", afirmó la marca francesa.

McLaren denunció incomprensiblemente a Renault

Renault indica que el compensador de masas "carecía de interés" desde que fue prohibido por la FIA y recordó que el sistema de suspensión de McLaren fue objeto de una "aclaración" por parte de la Federación.

La marca francesa aseguró que ha colaborado con la anglo-germana y con la FIA en este caso "hasta el punto de invitar a un organismo independiente elegido por McLaren con el fin de inspeccionar sus sistemas informáticos, sus coches y sus informes de concepción para demostrar que se trataba de un incidente desafortunado sin ninguna influencia en el diseño de sus monoplazas".

La semana próxima, la FIA deberá tomar una decisión sobre la reclamación de McLaren referente a la temperatura del combustible de los monoplazas de BMW, Williams o Renault en el último Gran Premio de la temporada disputado en Brasil, decisión clave para la resolución del Mundial de pilotos, porque en el poco probable caso de que decidan desclasificarlos, el británico Lewis Hamilton podría ser declarado campeón del mundo.