Regresa la millonaria Champions con los españoles entre los favoritos para ganar la 'orejona'

  • El Madrid defiende corona ante los favoritos a acabar este año con su reinado: Barça, Atlético, Bayern y City.
  • Los españoles, Real Madrid, Barcelona, Atlético y Sevilla, debutan ante Sporting de Lisboa, Celtic Glasgow, PSV y Juventus respectivamente.
  • Es una competición que mueve cifras mareantes y millonarias.
Los delanteros del FC Barcelona, Leo Messi (d), Neymar Jr (c), y Luis Suárez, durante el entrenamiento.
Los delanteros del FC Barcelona, Leo Messi (d), Neymar Jr (c), y Luis Suárez, durante el entrenamiento.
EFE

Septiembre significa, para la gran mayoría, el regreso al trabajo, a los quehaceres diarios. A la rutina, en definitiva. No obstante, para los futboleros el noveno mes de año tiene un significado más: la vuelta de la Champions League, la competición de clubes más importante del mundo.

Con la Liga ya en marcha desde agosto y las selecciones nacionales aparcadas hasta el próximo mes, la Liga de Campeones toma el protagonismo con cuatro equipos españoles en liza: Real Madrid, Barça, Atlético y Sevilla.

Precisamente, Madrid y Atlético, los dos finalistas en Milán hace solo unos meses, y el Barça, llamado a recuperar el trono perdido, parten con la vitola de grandes favoritos para ganar esta edición, que será la es la 62.ª edición de la competición.

En esta ocasión, la final se disputará en la ciudad de Cardiff (Gales) el 3 de junio de 2017. El campeón jugará la Supercopa de Europa contra el campeón de la Liga Europa y también se clasifica para jugar la Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2017.

El Madrid, en su competición fetiche

Los de Zidane, actuales campeones de la competición, quieren reeditar el título, algo que nadie consigue desde 1992 (antiguo formato de la Liga de Campeones).

"Para mí y para todo un club como el Real Madrid la Champions es un torneo que siempre quieres ganar, pero han pasado muchos años sin ganar la liga y este año es nuestra prioridad", ha declarado Zidane. Pese a ello, a nadie se le escapa que la posibilidad de ganar otra 'orejona' siempre ilusiona a club y afición ya que es la competición por excelencia de los de Chamartín.

El Madrid debuta el miércoles ante el Sporting de Lisboa pero será el Borussia Dortmund quien le discuta el primer puesto de un grupo en el que no tendrá muchos problemas para solventarlo.

El Barça, a desquitarse

Tras la inesperada derrota liguera ante el Alavés en el Camp Nou (1-2), la plantilla del Barcelona pone sus ojos en la Champions, donde espera realizar un mejor papel que la temporada anterior. Caer en cuartos, como ocurrió ante el Atlético de Madrid, siempre es pronto para un equipo como el Barça, siempre llamado a estar en la final.

El equipo que dirige Luis Enrique ha sido uno de los que más ha agitado el mercado con las incorporaciones de André Gomes, Paco Alcácer, Denis Suárez, Samuel Umtiti y Lucas Digné.

Este martes, pistoletazo de salida con la visita del Celtic Glasgow, contra el que espera no repetir los mismos errores que ante el Alavés en Liga para no complicarse en un grupo en el que también están el City de Guardiola, con el morbo que conlleva, y el Gladbach.

¿Será esta para el Atlético?

Los rojiblancos quieren resarcirse de las dos finales perdidas en apenas tres años, ambas contra el Real Madrid (en 2014 en Lisboa y en 2016 en Milán). Para ello, siguen confiando en la figura de Simeone para seguir haciendo crecer a un equipo al que ya temen en Europa como un grande más.

Atlético de Madrid y PSV Eindhoven se cruzarán de nuevo este martes en la Liga de Campeones con dos equipos muy similares a los que opusieron hace seis meses en su último enfrentamiento, en octavos de final, con un doble 0-0 y la resolución final del duelo en el decimosexto lanzamiento de penalti.

En el Atlético, con cinco entradas (Kevin Gameiro, Nicolás Gaitán, André Moreira, Sime Vrsaljko y Alessio Cerci) y cuatro salidas (Jesús Gámez, Oliver Torres, Matías Kranevitter y Luciano Vietto) en este mercado de verano, también se mantiene, como su rival, la base del once, aunque Simeone ha incluido cambios en las tres jornadas ligueras. Solo Oliver y Vietto, titulares en Eindhoven y suplentes en el Calderón en el enfrentamiento de octavos de la pasada temporada, son la diferencia en el once respecto a aquella eliminatoria. El centrocampista está cedido en el Oporto; el atacante, en el Sevilla.

El Sevilla quiere asentarse con los grandes

El Sevilla se estrena el miércoles en esta edición en el campo de un gigante como la Juventus en la sexta participación de su historia en la máxima competición europea, a la que llega con dudas pese a su épico triunfo del sábado ante la UD Las Palmas (2-1) en el último segundo.

El equipo entrenado por Jorge Sampaoli ha sufrido una gran renovación con respecto al que dirigía Unai Emery, ahora técnico del PSG, tras llegar once fichajes, sigue en construcción y aún está en fase de adaptación a la filosofía de juego ofensivo, de poseer el balón y de presionar arriba que persigue el preparador argentino. A pesar de visitar Turín con la ilusión y la confianza reforzadas por esa victoria a última hora, el Sevilla no ha ofrecido buenas sensaciones en la Liga. Frágil en defensa y atascado en ataque.

Los otros favoritos

Además de los equipos españoles, en la terna de favoritos por méritos propios, aparecen otros grandes clubes llamados a hacer un papel importante en esta Champions y, por qué no, incluso ganarla.

Entre ellos, como en los últimos años, el Bayern de Múnich. Con Ancelotti en el banquillo, los alemanes ya arrasan en la Bundesliga y quieren sembrar el pánico en la Champions, conformándose como uno de los equipos a batir en la presente edición. Muller y Douglas Costa, estrellas del equipo alemán.

Otro equipos como el City de Guardiola y el PSG de Emery también están 'obligados' a llegar lejos, por calidad en el banquillo y en su plantilla, en gran parte diseñada a golpe de talonario. Del primero, Agüero y Silva son sus máximos exponentes; de los franceses, Cavani y Di María sobresalen del resto.

El 'premio gordo' por ganarla

Además de la gloria deportiva, ganar la 'orejona' le proporciona al club vencedor unos ingresos estratosféricos. Sin contar los derechos de televisión, solo el dinero que reparte la UEFA ya significa un buen impulso a las arcas del que logre reinar en Europa.

En la edición anterior, el Real Madrid, que ganó la Undécima, se embolsó un total de 53 millones de euros. Aunque las cifras varían cada año, esta temporada sería más o menos el mismo montante. El reparto queda así: 12 millones por participar, a lo que habría que sumar por victorias y empates en la fase de grupos (unos 7,5 millones por triunfo y medio millón por las tablas); 5,5 al acceder a los octavos; 6 si supera los cuartos; 7, las semifinales; y 15 por levantar la 'orejona'.

Además, la competición de clubes por excelencia mueve otras cifras mareantes.

La última final, la UEFA calculó que tendría una audiencia de más de 180 millones de personas en todo el mundo pendientes de la pantalla. La audiencia global ascendería a unos 400 millones.

Además, la final de la última Champions llegó a más de 200 países de todo el mundo.

En cuanto a ingresos, la preevisión era de que el partido moviera más de 400 millones de euros, a la altura de eventos como la Superbowl.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento