Pese al resultado final, el partido entre los bicampeones de Copa y de Liga fue muy igualado hasta la expulsión temporal de un delantero visitante que los locales aprovecharon para ponerse por delante e irse con una renta de 15-5 al descanso. En la segunda mitad, El Salvador sentenció el resultado.