Max Verstappen
Max Verstappen, durante el GP de Alemania de Fórmula 1. Red Bull Racing

La escudería Red Bull salió de Alemania con tres victorias: la de la carrera, la de la vuelta rápida y la de la parada en boxes más rápida no sólo del Gran Premio sino de la historia de la Fórmula 1.

Los mecánicos del equipo de Max Verstappen, ganador en Hockenheim, lograron cambiar los neumáticos del monoplaza del neerlandés en una de sus cinco paradas en sólo 1,88 segundos. Este récord bate el que ellos mismos habían logrado en Silverstone dos semanas antes, cuando hicieron una parada de Gasly en 1,91 segundos.

La labor de los mecánicos en el GP de Alemania fue, si cabe, aún más importante y difícil que en otros grandes premios. Las difíciles condiciones de pista propiciaron muchas más paradas en boxes de lo habitual, y de hecho Verstappen lo hizo hasta cinco veces.

En Red Bull han maximizado la eficiencia de sus mecánicos al máximo. Sólo así se explica que no sólo tengan la parada más rápida de la historia, sino también la segunda y la tercera, ambas logradas en el GP de Gran Bretaña con 1,91 (que era el récord hasta este domingo) y 1,96.

Esto les ha convertido en el equipo más rápido en hacer paradas en boxes esta temporada, con un tiempo medio por pitstop de 2,599 segundos. Los siguientes son McLaren, con 2,843 segundos, y Mercedes, con 2,913 segundos.