Max Verstappen
El monoplaza de Max Verstappen, de la escudería Red Bull, echa chispas en el Gran Premio de Azerbaiyán EFE

El Gran Premio de Azerbaiyán será recordado por ser uno de los más emocionantes de los últimos años y también por la brecha entre Daniel Ricciardo y Max Verstappen, los dos pilotos de Red Bull, que se convirtieron en los tristes protagonistas de varios piques y que acabó con ambos fuera de carrera, tras empotrar el australiano su monoplaza en el de su compañero de equipo en la frenada de la curva 1, después de varios incidentes durante la misma.

Christian Horner, el director del equipo, censuró su egoísmo en Sky TV. Los pilotos compiten para el equipo y reconocen que se han equivocado. Les permitimos competir, ir rueda con rueda. Discutimos en las reuniones previas a la carrera lo de darse espacio y esto es la culminación de dos chicos yendo cada uno a lo suyo, algo que no debería haber ocurrido. Pedirán disculpas a todos los miembros del equipo."

Horner, señalado durante la retransmisión televisiva por Pedro Martínez de la Rosa por no tomar decisiones de equipo desde el muro, explicó que la situación se veía venir: Probablemente hubo tres incidentes entre ambos durante el Gran Premio, se habían tocado anteriormente y se les dijo que se calmaran un poco, pero no queríamos interferir. Habían estado muy bien hasta ese momento, siempre les decimos que se dejen espacio y compitan entre ellos. Ambos tienen la culpa y el equipo sale perjudicado.

Sin embargo, Horner considera que hay que dar espacio a sus dos grandes pilotos, pero ambos deberán demostrar que entienden que el equipo es lo primero. Nuestra intención es continuar dejándoles correr, pero tienen que mostrarse respeto entre ellos y al equipo. Tendrán que darse espacio. Son parte de un solo equipo y tienen la responsabilidad del rol que ocupan. Son individuos altamente pagados para actuar en interés del equipo”.

Daniel Ricciardo y Max Verstappen pedirán disculpas a todos los empleados de Red Bull, antes de viajar a Barcelona para la siguiente carrera en dos semanas. “Pedirán disculpas en la fábrica antes de la carrera de Barcelona. Allí todo estará ya solucionado, no tengo duda de ello.”. 

Helmut Marko, consultor y responsable del programa de pilotos de Red Bull, incidió en las palabras de su director. “No tenemos un número 1, pero esperamos que sean responsables”.