Recreativo-Atlético
Los jugadores del Atlético celebran un gol ante el Recreativo. (EFE) EFE

El Atlético de Madrid estrenó su casillero de victorias de 2009 tras liquidar con justicia al Recreativo de Huelva a domicilio por 0-3.

Tras los recientes fracasos con Javier Aguirre, la etapa con Abel Resino en el banquillo comienza de una forma ilusionante para la desanimada afición. Lo que casi nadie sospechaba es que el partido fuera tan plácido para los intereses rojiblancos. 

El Atlético funcionó más acopladamente y los jugadores ofrecieron una mejor versión

Un golazo de Agüero, que tampoco había marcado desde el año pasado, y dos zarpazos de Forlán sepultaron a un Recreativo que fue incapaz de contener al conjunto visitante, y que, tras una floja actuación, ve como se evapora su racha de cuatro triunfos seguidos como local.

El Atlético, por su parte, no deslumbró excesivamente, su juego fue más incisivo que brillante, pero la mejoría fue ostensible. En todos los niveles. El equipo funcionó más acopladamente, los jugadores, en líneas generales, ofrecieron una mejor versión que en la decadente recta final de la etapa con Javier Aguirre y, especialmente, la actitud y el carácter fueron otros.

Quizá mérito de Abel, quizá consecuencia de la situación límite que vivía el equipo, quizá simple ilusión por arrancar con victoria esta nueva fase con el toledano a los mandos, el caso es que los rojiblancos abandonaron el letargo y salieron a vaciarse al Nuevo Colombino. 

Imponer su calidad

Así, una fulgurante internada de Agüero en los primeros compases desveló las intenciones del Atlético. Y esta vez no era salir a tantear el partido y a rebufo del rival, sino a imponer su calidad.

Y muy pronto lo consiguió. Una bonita maniobra por la banda derecha de Sinama acabó con un centro medido al corazón del área que Agüero, entrando como un obús, cabeceó a la red.

Poco después, el crack argentino, que mostró indicios de recuperación y volvió a resultar desequilibrante, habilitó a Forlán en una impecable acción ofensiva y el charrúa, con su pericia habitual, eludió la salida de Riesgo por bajo.

No estaba Maxi ni Simao, los otros dos ases del póker atacante del Atlético, pero ayer, y a diferencia de otras veces, nadie les echó en falta. Y Forlán, el que menos. El uruguayo, cerca del descanso, volvió a marcar, de precioso disparo con efecto al segundo palo.

La segunda mitad fue un epílogo innecesario. El Recreativo, movido por el orgullo herido, quiso maquillar el resultado, y estuvo cerca de conseguirlo. El Atlético, aunque en ciertos momentos sesteó, manejó con inteligencia el partido, no se dejó sorprender y logró lo que últimamente se antojaba una hazaña para Leo Franco o Coupet: dejar la portería a cero.

FICHA DEL PARTIDO

0 - Recreativo: Asier Riesgo; Nef, Nasief Morris, César Arzo, Casado (Maidana, m. 46); Sisi (Marco Rubén, m. 57), Javi Fuego, Rafa Barber, Aitor; Camuñas (Javi Guerrero, m. 75 y Adrián Colunga.

3 - Atlético de Madrid: Leo Franco; Perea, Pablo, Ujfalusi, Pernía; Sinama Pongolle, Assunçao, Raúl García (Maniche, m. 78), Antonio López; Forlán (Ever Banega, m. 80) y 'Kun' Agüero (Miguel de las Cuevas, m. 90).

Goles: 0-1, m. 3: 'Kun' Agüero. 0-2, m. 27: Forlán. 0-3, m. 34: Forlán.

Árbitro: Manuel Enrique Mejuto González (C. Asturiano). Amonestó al local Nef y a los visitantes Pablo y Perea.

Incidencias: partido correspondiente a la vigésimo segunda jornada de Liga en Primera División, disputado en el estadio Nuevo Colombino ante 17.374 espectadores. Los jugadores de ambos equipos se solidarizaron con la joven sevillana Marta del Castillo, desaparecida desde hace diez días. Antes de comenzar el encuentro,el presidente de la Liga de Fútbol Profesional, José Luis Astiazarán, hizo entrega al presidente de la Federación de Peñas Recreativistas del distintivo, en forma de dorsal número 12, como reconocimiento a la labor de fomento de la tolerancia, el juego limpio y el respeto entre aficiones.