La rebelión de ‘los otros’
. Foto
Las decepciones acumuladas esta temporada por el fútbol y el baloncesto han coincidido con el éxito de otras disciplinas con menos capacida de atracción (fútbol sala y balonmano), que se han ganado el corazón de los aficionados.
 
Mientras que en balonmano el Barcelona y el Ciudad Real disputarán la final de la Copa de Europa y el Ademar León la de la Recopa, los futboleros se quedaron en la cuneta. La Champions vio cómo a las primeras de cambio fueron eliminados Deportivo y Valencia, y en octavos de final, Madrid y Barcelona. En la UEFA fue el Villarreal el que llegó más lejos, alcanzando los cuartos. Sevilla, Zaragoza, Athletic y Valencia, aún campeón y que fue repescado de la Liga de Campeones, pasaron por la competición sin pena ni gloria.
 
El TAU, la excepción
 
Tampoco le han ido mejor las cosas al baloncesto, a excepción del TAU, clasificado para final four de Moscú del próximo 6 de mayo. Unicaja y Estudiantes cayeron en la primera fase, mientras que Madrid y Barça se quedaron en el Top 16. En la ULEB, ni Joventut ni Gran Canaria pasaron de la primera fase. El Pamesa llegó a semifinales, pero fue eliminado. En cambio, en el fútbol sala, otra disciplina minoritaria, el Boomerang Interviú ganó (5-2), el 10 de abril, la Intercontinental al Malwee brasileño, conquistando el único título que faltaba en sus vitrinas.
Selecciones campeonas.
 
El balonmano y el fútbol sala también han logrado además éxitos a nivel de selección. Los chicos del balonmano conquistaron el primer mundial para España en febrero al vencer a la potente Croacia por 40-34.
 
Dos semanas después, en la República Checa, el conjunto de fútbol sala se proclamó campeón de Europa al imponerse a Rusia por 2-1, casi dos meses después de ganar el Mundial en Taiwan.
 
Las alegrías
 
Campeones del mundo
 
Túnez: Con Juan Carlos Pastor al frente, España logró su primer mundial de balonmano.
 
Europa: Barcelona y Ciudad Real, finalistas en la Copa de Europa, y el Ademar, en la Recopa, ratifican nuestro altísimo nivel.
 
Mundial y europeo
 
Dos alegrías: En poco más de dos meses, el fútbol sala español consiguió el mundial, en Taiwan, y el europeo, en la República Checa.
 
Intercontinental: El Boomerang Interviú completó su palmarés con este título.
 
Las decepciones
 
No pasaron de octavos
 
FUERA DE EUROPA: En la Champions los equipos españoles no pasaron de octavos y en la UEFA nos quedamos en cuartos.
 
Alemania 2006: La selección de Aragonés aún no genera confianza entre la afición.
 
Se cruzó EE UU
 
Atenas 2004: En baloncesto, España se vio frenada por EE UU. Acabó séptima en los JJ OO.
 
Perfil bajo: Salvo el TAU, en la final four, los demás defraudaron. En la ULEB, el Pamesa llegó a semifinales.
 
Tenis, de la cumbre a la nada
 
Después de la consecución en Sevilla de la segunda Copa Davis del tenis español, en diciembre, llegó la hora de defender la Ensaladera. Fue en marzo y tocó Eslovaquia, un rival, en principio, asequible. Sin Ferrero y Moyá, el G-2, formado por Arrese y Avendaño, aterrizó en Bratislava con Verdasco, Feliciano López, Nadal y Albert Costa. España cayó por un contundente 4-1. Se esgrimió como excusa la rapidez de la pista.