Cristiano
Cristiano, con las manos en la cabeza. EFE

Emilio Butragueño, director de relaciones institucionales del Real Madrid, afirmó este domingo, después del empate de su club ante el Celta (2-2), que cuando los resultados no son los "ideales", todos en la plantilla madridista tienen que estar unidos para darle la vuelta a la situación.

A 16 puntos de distancia del Barcelona y con un partido menos, el Real Madrid parece tener la Liga perdida. Aunque Butragueño es consciente de que lograr el título es complicado, aún confía en sus jugadores.

"Esta temporada los jugadores nos han dado tres títulos. Este grupo, entrenador y jugadores ha sido muy exitoso. Nos han dado mucha felicidad, queda mucha temporada por delante. Es verdad que por este resultado y por la distancia de la Liga, no es ideal donde estamos. Quedan muchos meses por delante. Somos el Real Madrid y somos capaces de todo", explicó en Movistar +.

Cuestionado por su opinión sobre las palabras de Zinedine Zidane, en las que afirmó que el Real Madrid no necesitaba un portero, no respondió a la pregunta y habló sobre los logros del técnico francés.

La relación con Zidane es magnífica y poco más tenemos que decir

"Con respecto a nuestro entrenador, pensamos que es extraordinario. La relación con él es magnífica y poco más tenemos que decir. Insisto, para nosotros, es un hombre que nos ha dado muchos en estos dos años. No opinamos de jugadores que pertenecen a otros equipos. Poco más puedo decir", manifestó.

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, reconoció el momento delicado del conjunto blanco, sin "confianza suficiente para jugar 90 minutos bien", después de firmar tablas ante elCelta.

"No tenemos la confianza suficiente para jugar 90 minutos bien. Para eso hay que hacer muchos partidos para tener una regularidad que no tenemos últimamente. Físicamente estamos bien. Correr, corremos. Nos ha faltado la segunda parte. No la hicimos como la primera, nos ha faltado jugar 90 minutos. Jugamos muy bien 45 y la segunda parte fue un poco peor", indicó tras el duelo en el Estadio de Balaídos.