Benzema, con el Real Madrid, ante la Roma
Benzema, durante el partido frente a la Roma. EFE

El Real Madrid cerró su pretemporada con derrota frente a la AS Roma en los penaltis de la Mabel Green Cup tras empatar (2-2) en el encuentro disputado en el estadio Olímpico de la capital italiana. Los blancos se adelantaron en dos ocasiones pero fueron los de Paulo Fonseca quienes dominaron el encuentro.

Más allá de ver por primera vez a Hazard con su nombre y el mítico ‘7’ madridista en la espalda, la alineación de Zinedine Zidane llamó la atención por la presencia de una defensa de cinco, con Carvajal y Marcelo como carrileros y Varane guardando las espaldas de Nacho y Militao.

El partido comenzó con los romanos tratando de jugar con las líneas adelantadas para presionar al Madrid en su campo. Esto les permitió dominar la posesión del balón, algo que a los blancos no les importó porque aprovechaban cada robo para lanzarse al ataque.

Las oportunidades se sucedieron en ambas porterías desde el mismo comienzo del encuentro. No obstante, fueron los de Zidane quienes se adelantaron a los 15 minutos gracias a Marcelo. Luka Modric envió un pase diagonal para el brasileño, que recibió en el pico del área y encaró la portería para batir a Pau López con un derechazo al palo largo.

Lejos de bajar el ritmo, la Roma mantuvo las líneas adelantadas para buscar la espalda a la defensa madridista, con Dzeko como referente ofensivo. El bosnio perdonó dos ocasiones que pudo despejar Courtois, aunque se intuía que el gol italiano estaba al caer.

Lluvia de goles

El empate llegó pasada la media hora de partido gracias a un jugadón de Zaniolo culminado por Diego Perotti. El italiano superó la defensa adelantada del Madrid para iniciar una carrera por la banda derecha que le permitió avanzar hasta el área y ceder el balón al segundo palo para la llegada de su compañero.

La alegría duro poco a la Roma. Solo cinco minutos después el Real Madrid aprovechó un córner para ejecutar una jugada de estrategia que transformó Casemiro, pese a estar en fuera de juego, con un cabezazo que volvía a poner en ventaja a su equipo.

Eso sí, los de Paulo Fonseca volvieron a empatar en la siguiente jugada, tras un balón interior magistral de Cengiz que superó a Varane y fue cazado dentro del área por Dzeko, quien remató a primer toque pese a la oposición de Militao.

Cambio de dibujo

Zidane reconfiguró el equipo para la segunda mitad con la entrada de Jovic y Vinícius, por Nacho y Fede Valverde, volviendo al clásico 4-4-2 con los recién incorporados en la punta de ataque.

Pese a que el primer aviso del segundo periodo fue del Madrid, la Roma siguió dominando el encuentro. A los italianos no les costaba superar la presión merengue y protagonizaron varias llegadas que fueron desbaratadas por Courtois.

Zidane buscó el gol de la victoria dando entrada de Gareth Bale -la novedad de la convocatoria-, Kroos y Odriozola en lugar de Benzema, Casemiro y Carvajal, respectivamente, lo que dejaba una línea de cuatro atacantes con Bale por la izquierda, Vinícius por la derecha y Hazard y Jovic en punta.

La Roma continuó controlando el partido mientras el Madrid esperaba su momento para lanzarse al ataque. Jovic no pudo culminar una contra y Bale marró dos claras oportunidades de poner el tercer tanto en el casillero madridista.

El partido terminó en empate y se fue a los penaltis, donde Marcelo falló el penalti decisivo que dio el triunfo y el título de la Mabel Green Cup a la Roma.