El Real Madrid decide no impugnar el partido contra el Espanyol

El Real Madrid ha decidido no impugnar el partido que el pasado domingo perdió ante el Espanyol en Montjuic (1-0), ya que cumplido el plazo para presentar alegaciones a las 18 horas ante el Comité de Competición éste no había recibida notificación alguna del club madrileño.
Todos los jugadores del Real Madrid protestan al árbitro tras el gol del jugador blanquiazul Jarque (FOTO: Efe)
Todos los jugadores del Real Madrid protestan al árbitro tras el gol del jugador blanquiazul Jarque (FOTO: Efe)
EFE

El Real Madrid, aunque finalmente ha descartado la impugnación, sostiene que hubo una "errónea interpretación del reglamento" por parte del árbitro Rodríguez Santiago, quien, según el club, pitó con anterioridad a que Jarque marcara de cabeza un penalti de Sergio Ramos sobre Lopo, pero acto seguido concedió el tanto de la victoria españolista.

REACCIONES PARA TODOS LOS GUSTOS

Las reacciones han sido muy variadas, con posiciones que van desde la indiferencia o el respeto a la indignación, hasta llegar a Miguel Angel Lotina, técnico del Espanyol, que afirmó que estaría dispuesto a regalarle los tres puntos al Real Madrid.

"Por mí, hasta les puedo regalar los puntos, porque la sensación de ganar ya es más importante y los puntos al final son una anécdota", dijo Lotina, que aludió a la "grandeza" del club blanco como motivo para que el recurso no fuera presentado.

"El verdadero problema del Madrid no son los tres puntos de Montjuic, sino que otros equipos, con peores jugadores, le estén ganando partidos porque juegan como un bloque. Ese es su problema, y hasta que no se den cuenta, seguirán cayendo en el mismo error", añadió Lotina.

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, fue quien anunció oficialmente que el club blanco no impugnaría el partido pese que, aseguró, la decisión del árbitro del encuentro de dar por válido el gol del Espanyol después de que, según la versión madridista, hiciese sonar su silbato por una acción previa, es "el mayor error" que ha visto en su vida.

"Siempre hemos mantenido que el árbitro es soberano en la apreciación de los hechos, pero ocurrió algo insólito que no tiene que ver con la interpretación de los hechos sino con la interpretación del reglamento", señaló. "Es la diferencia de un error admisible a uno no admisible. El primero procede de la aplicación errónea de unos hechos y el segundo del reglamento. Es necesario restituirlo porque de lo contrario estaríamos admitiendo que cada arbitro tenga su propio reglamento", agregó.

"Todos debemos velar por el bien del fútbol, para que el reglamento sea igual para todos, pero debemos ser fieles a nuestra historia y contribuir a la mejora y profesionalidad de los árbitros. Por respeto, al Espanyol y al resto de clubes, a su afición y a todas las aficiones, y a todos los árbitros, no vamos a impugnar el partido", anunció.

Antes de conocer la decisión del Real Madrid, los entrenadores del Sevilla y del Betis, Juande Ramos y Lorenzo Serra, respectivamente, coincidieron en que sería muy peligroso que se judicializará la Liga.

El entrenador del equipo sevillista manifestó que "hay instancias deportivas suficientes como para que este tema acabe en los tribunales". "A mí no me gustaría", subrayó. El técnico del conjunto bético declaró que respetaría que el club blanco impugnase el encuentro. "Está en su derecho, pero otra cosa es que le hagan caso o no. Si se hace, el fútbol se va a complicar, desde luego", destacó.

El brasileño Ronaldo también había expresado su respeto a la decisión de su club, aunque dijo que no quería meterse "en temas de árbitros porque siempre son polémicos".

Quique Sánchez Flores, entrenador del Valencia, también manifestó su opinión. "Aprecio muchas locuras juntas a estas alturas de la temporada, como puede ser impugnar partidos. Nos estamos saltando plazos a la carrera en general y todo va muy adelantado, se buscan soluciones anticipadas", declaró.

Savo Milosevic, jugador internacional serbio del Osasuna, señaló que "cuando se enfadan los del Madrid eso tiene un cierto peso". "Pero espero que no se vaya demasiado a los extremos. Yo prefiero que las cosas se queden siempre en el campo y si pierdes un partido ya está. Si el protagonista de esta historia hubiese sido el Osasuna, la gente se habría reído", comentó.

Frank Rijkaard, entrenador del Barcelona, tuvo una postura bastante aséptica. "Es lógico que se reclamen cosas que vayan a ir a su favor. Tenemos toda la confianza en la gente que tiene que decidir, pero cada equipo tiene derecho para creer en las cosas que son mejor para ellos", subrayó

Mostrar comentarios

Códigos Descuento