Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo celebra un gol. EFE

El Real Madrid no contará la próxima temporada con el máximo goleador de su historia. La sombra de Cristiano Ronaldo, autor de 450 goles en 438 partidos, es necesariamente alargada. El resto de delanteros blancos tienen otras virtudes: el asociación de Benzema, la potencia de Bale… En los últimos años, han vivido cobijados bajo el ala del portugués, gustoso de ocuparse de todo.

Sin el caudal goleador del portugués, el Real Madrid necesita alternativas. El curso pasado, Ronaldo aportó 44 de los 142 goles del equipo en todas las competiciones, es decir, casi un tercio (31%). Bale hizo 21, menos de la mitad. Benzema, la mitad de la mitad: sólo 12. El joven Mayoral hizo 7. Unas cifras que ponen de relieve la necesidad de encontrar un goleador en el mercado salvo que ambos sean capaces de elevar mucho sus prestaciones.

Modric, tantos goles como Ceballos

El siguiente en la lista de goleadores fue Marco Asensio, con 11, seguido por Isco (9) y el otro revulsivo del equipo, Lucas Vázquez (8). Llama la atención el reparto de goles en el centro del campo: Casemiro, el volante de contención, marcó 7 goles, tantos como Kroos y Modric juntos (5+2). El croata marcó tantos como Dani Ceballos, que apenas contaba para Zinedine Zidane.

De hecho, los defensas aportan más gol que el mediocampo: Sergio Ramos y Marcelo firmaron 5 cada uno, por 4 de Nacho. Se quedaron sin marcar, además de los porteros, los defensas Carvajal, Vallejo y Theo y los centrocampistas Kovacic y Marcos Llorente.