Zidane, cabizbajo
Zidane, en la banda en el partido ante el PSG. efe

La debacle de París, unida al errático inicio de temporada del Real Madrid, ha desatado una crisis en la entidad blanca que a pocos ha pillado desprevenidos. Son muchos los errores que se han cometido desde que Solari fue destituido el pasado mes de marzo tras la eliminación en la Champions y la situación actual solo es el reflejo de las cosas mal hechas.

Todo la ilusión que se desató en el madridismo con la llegada de Zidane tras la eliminación del equipo en la Champions y con el equipo 'de vacaciones' cuando aún quedaban tres meses de temporada se ha transformado en un cabreo generalizado del madridismo por la desastrosa gestión del equipo..

Ni rastro de la revolución

La espantada de Zidane en el verano de 2018 se interpretó como que no quería -o no se atrevía- a hacer la necesaria renovación, que no deseaba pasar por el mal trago de enseñar la puerta de salida a los jugadores que le habían hecho campeón de Europa en tres ocasiones seguidas.

Sin embargo, esa revolución no llegó y absolutamente todos los pesos pesados del equipo siguen en el equipo. Los Marcelo, Ramos, Kroos, Modric, Varane, Bale, Carvajal, Lucas, Nacho y compañía se mantienen en la plantilla blanca mientras que las salidas han sido las de jóvenes prometedores como Ceballos, Reguilón o incluso Kubo.

Fichajes caros pero sin vitola de titulares

Si algo ha dejado claro Zizou en este inicio de temporada es que los fichajes no tienen vitola de titulares. Solo Hazard, que sale de una lesión, apunta no ya a titular indiscutible sino a fijo a secas. El galo ha preferido en este inicio de temporada a Marcelo antes que a Mendy, a Benzema antes que a Jovic, a Varane antes que a Militao. Jugadores como Rodrygo o Brahim (llegado en enero) son jóvenes y no parecen contar demasiado para el técnico mientras que los cedidos (Odegaard, Ceballos, Reguilón) están brillando lejos del Bernabéu.

Un equipo mal trabajado

No es solo cuestión de nombres sino también de una mala gestión desde el banquillo. En París se vio en numerosas acciones a un equipo partido por la mitad en el que cinco jugadores atacaban y cinco defendían dejando un inmenso agujero en el centro del campo. Ello señala al técnico, pues el equipo parece poco trabajado tácticamente, pero también a la mala planificación. Las lesiones de Modric, Valverde e Isco han dejado al equipo con solo tres centrocampistas disponibles (Casemiro, Toni Kroos, James Rodríguez) y uno de ellos con espíritu de delantero (el colombiano).

El problema viene del verano, de ese Pogba o nadie que ha dejado el centro del campo blanco con una alarmante falta de efectivos. Zidane solo quiso al galo y ahora lo paga con un notable déficit de jugadores en la zona clave del fútbol actual.

Zidane no es indiscutible... y la afición mira a Florentino

El Real Madrid está en su escenario más temido, con el entrenador muy cuestionado y jugadores que muchos de ellos no parecen válidos para este proyecto. Los rumores sobre que Zidane puede caer más pronto que tarde si siguen los malos resultados ya han comenzado a surgir y si el francés acaba cayendo las miradas empezarán a dirigirse al palco, a Florentino Pérez. Y mientras, los nombres de posibles sustitutos empiezan a salir, desde Raúl González... a José Mourinho.

Encuesta

¿Quién tiene la culpa del desastroso debut del Real Madrid en la Champions?

Los jugadores.
29,93 % (2152 votos)
Zinedine Zidane.
26,36 % (1895 votos)
Florentino Pérez.
35,48 % (2551 votos)
El PSG.
3,74 % (269 votos)
No lo tengo claro.
4,48 % (322 votos)