El código disciplinario del Real Madrid, al descubierto: desde 250 euros por llegar tarde a 3.000 por no ir a entrenar

  • El manual de comportamiento de los futbolistas blancos recoge diferentes normas y sanciones.
El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane.
El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane.
EFE

Muchas veces se habla de los códigos internos de los clubes de fútbol, a través de los que tratan de mantener en cintura a sus jugadores. Se trata de una serie de reglas de comportamiento que, en caso de ser quebrantadas, conllevan una multa más o menos elevada en función de su gravedad.

En el Real Madrid estas normas van desde pequeñas multas para castigar la impuntualidad hasta elevadas sanciones por ausentarse de un entrenamiento, pasando por diferentes penas como el uso inadecuado del teléfono móvil o no mantenerse en su peso, según reveló Deportes Cuatro.

En el club blanco las sanciones van desde los 250 a los 3.000 euros que conlleva ausentarse de una sesión de trabajo. Estas cifras simbólicas si nos atenemos a las fichas millonarias de los futbolistas, pero en el conjunto blanco son safradas.

Una de las reglas establecidas en el Madrid es llegar a los entrenamientos con 45 minutos de antelación. Y es que llegar cinco minutos tarde cuesta 250 euros y, cuanto más pase el tiempo, mayor será la multa: por 15 minutos la sanción es de 500 euros y la cifra puede llegar hasta los 1.000 €.

Del móvil a la ropa

El uso del móvil también es una cuestión a tener en cuenta, ya que su uso durante la sesión con el fisio también está sancionado con 250 euros. Los importes suben si un jugador lo usa en los desplazamientos del equipo o en un vestuario, con un coste de entre 500 y 1.000 €.

Los jugadores madridistas no pueden olvidar este código disciplinario ni siquiera en sus vacaciones, ya que si las pruebas médicas muestran un mínimo sobrepeso, el ‘culpable’ lo pagará con 250 euros.

El Real Madrid trata de tener controladas todas las comparecencias de sus futbolistas con la prensa o los patrocinadores, ya que conceder entrevistas o asistir a actos publicitarios pueden salir por una cifra entre 250 y 1.000 euros en caso de no avisar.

Hay normas que afectan a los jugadores incluso cuando no pueden jugar, ya que los no convocados deben presentarse en el vestuario antes de los partidos y no pueden irse del estadio hasta el minuto 80.

El manual también recoge reglas de vestimenta, ya que los futbolistas deben acudir a las conferencias de prensa con la ropa oficial del club, y prohíbe las visitas durante las concentraciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento