La plantilla del Real Madrid se reunió este miércoles por la noche sin la presencia del cuerpo técnico, aprovechando que no tenía partido de la Copa del Rey por estar eliminado, para tratar de mejorar la actual situación deportiva.

A la espera de la decisión final del Tribunal Administrativo del Deporte sobre el recurso por la alineación indebida del ruso Denis Cheryshev en el partido de ida, los jugadores del Real Madrid se reunieron en un restaurante para estrechar lazos y tratar de revertir la situación.

El equipo está eliminado de momento de la competición copera tras la decisión del TAD de no conceder la suspensión cautelar.

En la liga, el equipo de Rafa Benítez es tercero a cinco puntos del Barcelona y el Atlético de Madrid. El domingo pasado el equipo cayó 1-0 en Villarreal y perdió la oportunidad de situarse a dos puntos de aquellos.