Capello
Capello, en una foto de archivo. (Efe) EFE/Ballesteros
Fabio Capello, técnico del Real Madrid, avisó a sus jugadores de la recuperación que protagoniza su próximo rival, el Nastic de Tarragona, y aseguró en rueda de prensa que les ha pedido "que no miren la clasificación".

"Tenemos la ilusión de ganar a un equipo que en este momento viene de tres resultados muy importantes. Ha metido cuatro goles y ha encajado sólo uno jugando contra rivales como Sevilla y Valencia y visitando San Mamés".

"He visto sus partidos y es un equipo que pasa por un buen momento. No será fácil y les he dicho a los jugadores que no miren la clasificación", argumentó.

Capello está con sus futbolistas en la creencia por ganar la Liga. "Es verdad, podemos conseguir cosas importantes". Y lo justifica exponiendo la actitud que han tenido en los entrenamientos. "Cuando les veo como han entrenado esta semana y los días previos al Barcelona me gusta mucho. Hay mucha ilusión".

El técnico madridista espera que se repita la imagen ofrecida en el Camp Nou ante el Barcelona , consciente de que la afición madridista está ansiosa por recibir noticias positivas en su estadio aunque por encima de todo elige el triunfo.

"El apoyo del público es importante, te ayudan en el momento de dificultad pero está claro que en el campo tenemos que hacer algo para lograr su apoyo. Ganamos y perdemos juntos", afirmó.

Capello desmiente que sus jugadores le recomendaran un cambio de estilo

Por otro lado, el técnico blanco desmintió que ningún jugador de su plantilla le aconsejase después de la eliminación europea en Múnich, y antes de visitar el Camp Nou, que modificase su estilo de juego para el posterior cambio de imagen que mostraron ante el Barcelona.

"Ningún jugador me ha dicho esto, la verdad. Nunca me han dicho nada de cómo jugar o qué hacer, soy muy abierto, pero ninguno ha venido a mi despacho. La puerta está abierta para todos. Ni el capitán me ha dicho lo que hay que cambiar aunque yo escucho y después decido. Todas las cosas las he decidido con mi cuerpo técnico", aseguró.

La apuesta defensiva de Capello en el inicio del partido ante el Bayern de Múnich es lo que habría provocado la situación, aunque el técnico madridista defendió su actuación. "No hay ningún entrenador en el mundo que en Múnich hubiese hecho un cambio a los diez segundos. Uno mete un equipo que piensa que es bueno".

Y terminó reconociendo que en todos los partidos ha apostado por la misma táctica y el toque, pero explicó que la brillantez del juego depende del comportamiento del rival.

"Todos los partidos lo hemos hecho igual, mi filosofía es siempre la misma. Jugamos como sabemos y como se puede porque el contrario debe permitirlo. Yo era un jugador de medio campo que me gustaba tocar el balón, no me voy a volver loco ahora para cambiarlo", sentenció.