Cristiano Ronaldo, Messi y Pepe
Cristiano Ronaldo, delantero del Real Madrid, se lleva el balón seguido por su compañero Pepe y por Leo Messi, del Barcelona. Juan Carlos Hidalgo

Primer clásico de los cuatro que nos esperan en apenas 18 días y las cartas ya están encima de la mesa. Los dos han dejado muy claro cuales van a ser sus armas para derrotar al rival y de momento en el primer round, un empate técnico. El Real Madrid igualó el partido tras ir perdiendo y tener un jugador menos mientras que el Barça deja la Liga casi sentenciada. Empate en el marcador con el 1-1 y empate también moralmente hablando.

El partido siguió el guión que todo el mundo pensaba, pero demasiado exagerado. El equipo de José Mourinho, que armó un equipo muy defensivo con Pepe de mediocentro y Özil en el banquillo, se echó atrás de manera descarada, recordando mucho al Inter que plantó el autobús en el Camp Nou hace aproximadamente un año. El balón apenas le duraba unos segundos, buscando fulgurantes contragolpes que pudieran dar un gol milagroso.

El Madrid fue demasiado defensivo y el Barça conservador cuando tuvo uno más

Por su parte, el Barça tocaba y tocaba, fiel a su estilo, pero sin la profundidad de otras ocasiones. De hecho, se podría decir que en número de ocasiones, el Madrid salió ganando en los primeros 45 minutos de partido. Un par de jugadas de Messi que salvó un enorme Casillas y un posible penalti fue el bagaje de los de Guardiola, que por contra sufrieron muchísimo a balón parado. Ronaldo en un par de ocasiones estuvo a punto de marcar, pero no tuvo suerte en sus remates.

El partido en la primera mitad, a grandes rasgos, fue malo, muy malo. Pocas ocasiones, poco ritmo y cero goles. Como si fuera el primer round de un combate de boxeo en el que ambos se estuvieran tanteando, sin querer arriesgar lo más mínimo.

En la segunda parte, todo cambió con una jugada aislada, un balón a la espalda de la defensa madridista que llegó a David Villa y Raúl Albiol, demasiado ingenuo, cometió penalti sobre el asturiano. La roja para el central y el gol de Messi parecieron acabar con el segundo clásico de la temporada.

Sin embargo, el Barça fue excesivamente conservador y lo acabó pagando. Se conformó con tocar y tocar en lugar de buscar la sentencia y con el paso de los minutos el Real Madrid fue creciendo. La lesión de Puyol y que Busquets pasara al centro de la defensa no ayudó en absoluto a los azulgrana.

En una de esas llegadas del Real Madrid llegaría la jugada más polémica, con el penalti de Dani Alves a Marcelo, más que discutible. Cristiano Ronaldo fue el encargado de transformar la pena máxima y lograr el empate en el marcador.

El resultado pareció contentar a ambos equipos, pues el Barça no se lanzó al ataque consciente de que el punto le da casi con seguridad el título de Liga mientras que el Madrid lograba un meritorio empate con un jugador menos y cogía moral de cara a los próximos enfrentamientos. Esto no ha hecho más que empezar.

- Ficha técnica:

1 - Real Madrid:
Iker Casillas; Sergio Ramos, Raúl Albiol, Carvalho, Marcelo; Pepe, Khedira, Xabi Alonso (Adebayor, m.66); Di María (Arbeloa, m.66), Cristiano Ronaldo y Benzema (Özil, m.57).

1 - Barcelona: Valdés; Alves, Puyol (Keita, m.57), Piqué, Adriano (Maxwell, m.80); Busquets, Xavi, Iniesta, Pedro (Afellay, m.66); Messi y Villa.

Goles: 0-1, m.53: Messi, de penalti. 1-1, m.82: Cristiano, de penalti.

Árbitro: Muñoz Fernández (colegio asturiano). Amonestó a Marcelo (31) y Arbeloa (76) por el Real Madrid, y a Adriano (9), Piqué (26), Álves (78), Valdés (81) y Xavi (90) por el Barcelona. Expulsó por roja directa en el minuto 52 a Raúl Albiol.

Incidencias: encuentro correspondiente a la 32a jornada de Liga disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 79.500 espectadores.