Contrastes
Messi, pensativo, vuelve al centro del campo con el balón tras marcar el Madrid su segundo gol. EFE

El Real Madrid pasó por encima del FC Barcelona en el primer Clásico de la temporada y aprieta un campeonato nacional de Liga que el Barça dominaba con mano de hierro hasta que se encontró con un rival poderoso. Y precisamente poder mostró el Madrid, sobre todo físico: aguantó más y mejor y le imprimió una velocidad al juego que el Barça, que se adelantó en el marcador, no pudo seguir.

El Clásico no decepcionó en sus primeros compases. Para ser exactos, en sus tres primeros minutos. Eso fue lo que tardó Neymar Júnior en adelantar el Barça. El brasileño recogió un balón escorado en la frontal, recortó hacia su derecha y disparó ajustado a la red.

No dejó pasar mucho tiempo el Madrid para reaccionar. Empezaron los mejores minutos de los blancos, totalmente volcados en ataque, y sobre todo gracias a un Marcelo que abusaba como quería de su amigo y compañero en la selección brasileña Dani Alves, en su línea (negativa) de las dos últimas campañas.

La ocasión más clara la tuvo Karim Benzema, que en el minuto 13, con un cabezazo al larguero cuyo rechace recogió el lyonés y mandó a las nubes. Tras 20 minutos de superioridad total del Madrid, el Barça se repuso y empezó a llevar la iniciativa. Estrenó este segmento del partido, además, con la mejor ocasión del partido: coontrataque del Barça llevado por Luis Suárez por la derecha y su centro le llega a Messi dentro del área, que dispara a bocajarro y Casillas manda a córner.

Seguía acosando el Barça el área blanca, con su tripleta mágica Suárez-Neymar-Messi por primera vez juntos en el césped, cuando llegó el empate. De nuevo entró por la izquierda el Madrid y Piqué cometió mano dentro del área cuando se tiró al suelo para despejar. Cristiano no faltó con su cita al punto de penalti y puso las tablas en el marcador. Rompió, además, el récord de Bravo: el chileno deja la mejor marca de minutos iniciales de Liga sin encajar un gol en 754. De ahí al descanso, ambos equipos intentaron contemporizar para no irse al vestuario con el marcador en contra.

Gol de Pepe

En el segundo tiempo, el Barça parecía querer la iniciativa, pero en los cuatro primeros minutos, un contragolpe que acabó en córner propició el gol de Pepe. El portuguésse quedó solo y remató a gol. Se ponía el partido como el Real Madrid quería. Salían al contragolpe con mucho peligro, mientras Casillas, rejuvenecido, sacaba con una palomita un tiro descomunal de Mathieu.

A la hora de partido, Luis Enrique dio entrada a Rakitic por Xavi Hernández. Inmediatamente después, Iniesta cometió un error impropio de él y en el contragolpe, a una velocidad endiablada, Isco se la da a Cristiano, que juega con James, éste con Benzema y el francés, en su mejor momento de forma desde hace muchos años, marcó el tercero del Madrid.

El Barça tiene un problema serio: tiene que fichar defensas pero no puede hacerlo

Este tercer gol afectó mucho al Barça, que de repente empezó a mostrarse como un equipo cansado y sin ideas. Los tres de arriba se diluyeron y los de atrás empezaron a dejar claro que el Barça tiene un problema serio: tiene que fichar defensas pero no puede hacerlo.

Tardó Luis Enrique 68 minutos en quitar a Luis Suárez, discreto todo el partido, para meter a Pedro Rodríguez. Pero cada pérdida del Barça en el centro del campo era un drama para los azulgrana. Benzema tuvo un disparo claro en el 69, que se fue alto.

No tardaron mucho en sonar los olés en el Bernabéu. La superioridad física del Real Madrid era abrumadora y se veía al Barcelona sufrir en el coliseo blanco como hacía muchos años. El Barça se fue desinflando como un globo y sólo algunos errores de Cristiano a la hora de pasar el balón en los contragolpes impidieron un resultado más abultado. El Madrid se pone ahora a sólo un punto del Barcelona en la clasificación.

Ficha técnica:

3 - Real Madrid: Iker Casillas; Carvajal, Pepe, Ramos, Marcelo; James Rodríguez, Kroos, Modric (Arbeloa, m.88), Isco (Illarramendi, m.83); Benzema (Khedira, m.86) y Cristiano Ronaldo.

1 - Barcelona: Claudio Bravo; Alves, Piqué, Mascherano, Mathieu; Busquets, Xavi (Rakitic, m.60), Iniesta (Sergi Roberto, m.72); Luis Suárez (Pedro, m.69), Messi y Neymar.

Goles: 0-1, M.4: Neymar. 1-1, M.34: Cristiano Ronaldo, de penalti. 2-1, M.50: Pepe. 3-1, M.61: Benzema.

Árbitro: Jesús Gil Manzano (Comité Extremeño). Amonestó a Messi (m.9), Neymar (m.14), Piqué (m.34), Iniesta (m.38), Carvajal (m.74) y Cristiano Ronaldo (m.92)

Incidencias: Partido de la novena jornada de la Liga disputado en el Santiago Bernabéu ante unos 81.000 espectadores.