El Barça gana al Real Madrid en el Bernabéu en un clásico con mucha polémica arbitral (3-4)

Los jugadores del Barça celebran su victoria ante el Real Madrid en el Bernabéu.
Los jugadores del Barça celebran su victoria ante el Real Madrid en el Bernabéu.
EFE

El Barça se aferra a la Liga. En uno de los clásicos más polémicos que se recuerdan, con el colegiado Undiano Mallenco protagonista absoluto, los azulgrana derrotaron al Real Madrid (3-4) en un partido vibrante, pleno de emoción y con siete goles, pero que será recordado por los tres más que dudosos penaltis y la expulsión de Sergio Ramos.

Pocos clásicos se recuerdan tan locos e imprevisibles como éste, con alternativas y ocasiones en ambos bandos de manera continua. Las sensaciones fueron mejores siempre en el Barcelona, que controló el ritmo del partido aburriendo al Madrid a base de toques y más toques. Los blancos, descolados y demasiado largos, estaban desbordados y perdidos ante los continuos pases de los centrocampistas culés.

El desconcierto madridista fue aprovechado rápido por el Barça. Messi recibió solo, se dio la vuelta, vio el desmarque de Iniesta y el de Fuentealbilla no perdonó con un fuerte zurdazo.

El gol noqueó al Madrid, que no encontró en ningún momento a sus centrocampistas y cada jugador se dedicó a hacer la guerra por su cuenta. Y la jugada le salió bien, tener a jugadores de tanta calidad tiene esas cosas. Di María vio claro que había que atacar por la izquierda y su primer desborde a Alves acabó con un fallo clamoroso de Benzema.

El dominio culé se pudo haber transformado en un segundo gol, pero Messi falló lo que no suele y el Madrid se desató justo después. Di María volvió a buscar a Alves, le superó de nuevo y Benzema esta vez no falló su remate, cabeceando a la red de Valdés, que casi evitó el gol.

Visto la debilidad, el Real Madrid se dedicó a hacer sangre por su banda izquierda ante la impotencia del lateral brasileño. Otra jugada del argentino, falló en la marca de los centrales del Barça y Benzema de nuevo, a placer, fusiló la meta rival. El Madrid reinó en la locura.

El Barça se quedó tocado, y de nuevo el delantero galo pudo haber matado el partido (el pase, del de siempre), pero Piqué sacó bajo palos evitando el tercer tanto. Y en los peores momentos del Barça, apareció Messi al rescate. Combinación culé en el área, balón suelto y el argentino que no perdonó. La tangana tras el gol entre Pepe y Cesc recordó los clásicos más tensos y lo mucho que había en juego.

Tras el descanso, se repitió el dominio del Barça, con un Madrid replegado y esperando de nuevo el zarpazo a la contra. Benzema avisó primero y después Cristiano fue derribado al borde del área (ligeramente fuera) y Undiano no lo dudó: penalti. El portugués no falló.

El Barça tenía que reaccionar, se le escapaba la Liga, y fue Messi de nuevo el que tuvo que tirar de genialidad. Otro pase fantástico a Neymar y el brasileño cayó ante Ramos, que apenas le tocó. Undiano tampoco dudó: pena máxima, pero esta con expulsión del sevillano. Messi tampoco falló.

Contra diez, el Barça monopolizó el balón y se lanzó a por la victoria, era ahora o nunca. El Madrid, encerrado, miraba el reloj de reojo, rezando porque los minutos pasaran cuanto antes.  La figura del árbitro volvió a salir, protagonista absoluto del clásico. Jugada de Iniesta, Alonso y Carvajal chocan con él, y otra pena máxima. Messi marcó y quitó el liderato al Real Madrid. El Atlético mira a todos desde lo más alto.

Ficha técnica:

3 - Real Madrid: Diego López; Carvajal, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Xabi Alonso, Modric (Morata, m.90), Di María (Isco, m.85); Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema (Varane, m.66).

4 - Barcelona: Valdés; Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Busquets, Xavi, Iniesta, Cesc (Alexis, m.78); Messi y Neymar (Pedro, m.68).

Goles: 0-1, m.7: Iniesta. 1-1, m.20: Benzema. 2-1, m.24: Benzema. 2-2, m.42: Messi. 3-2, m.55: Cristiano Ronaldo, de penalti. 3-3, m.65: Messi, de penalti. 3-4, m.83: Messi, de penalti.

Árbitro: Alberto Undiano Mallenco (colegio navarro). Amonestó a Di María (m.35), Pepe (m.43), Cristiano (m.85) y Modric (m.88) por el Real Madrid; y a Cesc (m.43) y Busquets (m.66) por el Barcelona. Expulsó por roja directa a Sergio Ramos a los 64 minutos.

Incidencias: encuentro de la 29a jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Santiago Bernabéu, que registró un lleno, con 83.000 espectadores en las gradas. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Adolfo Suárez, expresidente del gobierno de España fallecido hoy, domingo, en Madrid. Los jugadores del Real Madrid animaron con camisetas de apoyó a Jesé.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento