Hay un nuevo jefe en la ciudad de Madrid. Y viste a rayas. El Atlético de Madrid ganó por segunda vez consecutiva en el Bernabéu (algo que no había conseguido nunca). Si la anterior fue en la final de Copa, este sábado, cuatro meses y medio después, fue en Liga. El equipo de Simeone es un reloj que no tiene fisuras. Bate récords y ahora nadie se ríe si se habla de una candidatura al título. Y el abanderado, un Diego Costa al que tiene que quedar fenomenal la camiseta roja con la estrella.

En la otra acera, el Real Madrid. Ancelotti quiere hacer café, pero tiene una tetera. El resultado es un equipo sin fútbol, que vive de los arreones de Cristiano Ronaldo (este sábado desaparecido y desesperado) y que no parece tener un plan. Barça y Atlético se escapan a cinco puntos en sólo siete jornadas y a Ancelotti empieza a apretarle el nudo de la corbata.

Y es que este derbi era la primera gran prueba. Estaban todavía tanteándose ambos equipos cuando pasó lo que más pasa en los partidos del Atlético de Madrid. Roba Filipe a Di María, pase de Koke Resurrección a Diego Costa en profundidad, el hispano-brasileño se adentra en el área con ventaja y cruza ante Diego López. 11 minutos y el Atleti ya había dejado su tarjeta de visita.

El Atleti estaba cómodo y el Madrid empezaba a no encontrar la postura

El Atleti estaba cómodo y el Madrid empezaba a no encontrar la postura. No tardaron en escucharse murmullos y algún pito. Un tiro muy alto de Cristiano Ronaldo en el minuto 20 fue el primer disparo de los blancos contra la portería de Courtois.

Dos minutos después, llegó la primera ocasión clara del Madrid: un centro de Di María que remató de cabeza Benzema y Courtois despejó con algún apuro. En la siguiente ocasión, minutos después y con los mismo protagonistas, el balón se fue fuera.

El peligro del Atleti salía siempre de las botas de Koke Resurrección. Dos centros suyos sirvieron para recordarle a Diego López que el Atleti también atacaba. En el minuto 28, además, Tiago remató solo un córner pero se le fue alta. Aparte del gol, fue la más clara de los de Simeone.

El partido empezó a ponerse más duro y con ello, empezaron a desaparecer los que juegan: Cristiano Ronaldo, Isco o Arda Turan. Y cosas sospechosas, todas entre los blancos: discusiones, acusaciones mutuas, protestas...

El partido se fue calentando y el agua empezó a rebosar en el 41. Saca un córner el Atlético de Madrid, remate de cabeza de Gabi, parada fantástica de Diego López y en el rechace, el otro Diego, Costa, mete el pie sin preguntar, a lo que respondió el meta gallego con una patadita al brasileño. Ronaldo, desaparecido en el primer tiempo, fue el que lo cerró con un remate de cabeza alto.

Más talento

En el descanso, Ancelotti metió a Modric (por Illarramendi) y a Gareth Bale (por Di María) buscando algo más de talento. El galés se puso en la izquierda y Cristiano Ronaldo en la derecha.

Diego Costa seguía efervescente. Primero se enfrentó a Mateu por una amarilla y a los cinco minutos, protagonizó la primera llegada rojiblanca de la reaundación en una jugada que acabó en córner.

Pero al paso de los minutos, el Madrid empezó a empujar al Atlético en su área, sin mucha brillantez, pero con algo más de intensidad. Y eso provocó un contragolpe clarísimo en el minuto 15 que Diego López sacó de manera espectacular a Diego Costa. El (por ahora) brasileño desataba el pánico en Ramos y Pepe, que ayer lograron que todo el Bernabéu añorara a Varane.

El cambio de Morata por Isco le valió a Ancelotti la primera gran bronca de su etapa en el Madrid

El menú estaba claro. Posesión y ataque estático del Madrid y contragolpes del Atleti. En una de esas, un latigazo de Cristiano volvió a animar a la grada. En el minuto 27, Ancelotti dio entrada a Morata (buscando más gol), pero lo hizo por Isco, lo que le valió la primera bronca merecedora de ese nombre de su etapa en el Madrid.

En el minuto 35, ante una defensa blanca descentrada, Koke disparó al larguero. El Atleti seguía perdonando. Respondió tres minutos después Morata con un remate de tijera al que respondió Courtois con buenos reflejos. El canterano creaba en diez minutos más peligro que Benzema... en los últimos seis partidos.

Se agotaba el tiempo y Simeone metía músculo: Raúl García y Cebolla Rodríguez por Arda y Villa. En el 43, Modric disparó alto. Al siguiente minuto, el único error de los centrales del Atleti propició otra de Morata, pero el balón se fue fuera. Un error de Courtois, que no atajó y Bale casi se la quita, fue el último susto para el nuevo jefe de la ciudad.

Ficha técnica:

0 - Real Madrid: Diego López; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao; Khedira, Illarramendi (Modric, m.46); Di María (Bale, m.46), Isco (Morata, m.73), Cristiano Ronaldo; y Benzema.

1 - Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Arda (Cristian Rodríguez, m.89), Tiago, Gabi, Koke; Diego Costa (Baptistao, m.85) y Villa (Raúl García, m.87).

Goles: 0-1, m.11: Diego Costa.

Árbitro: Mateu Lahoz (colegio valenciano). Amonestó a Coentrao (40), Ramos (67), Arbeloa (77) y Pepe (80) por el Real Madrid; y a Arda (38), Koke (43), Diego Costa (48), Filipe (61) por el Atlético.

Incidencias: encuentro correspondiente a la séptima jornada de la Liha BBVA disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 79.845 espectadores.