Real Madrid
Los jugadores del Real Madrid, en el túnel de vestuarios del estadio de Vallecas. EFE

El presidente del Rayo Vallecano, Martín Presa, confirmó lo avanzado por su director general unos minutos antes del partido de Liga ante el Real Madrid" que debía disputarse el domingo a las 21.30 h. La falta de luz en el estadio, que impedía jugar, se debió a un sabotaje. Alguien había cortado los cables. "El partido no se va a poder jugar pese a que se ha hecho lo posible. Se han empalmado uno a uno todos los cables de la cubierta, pero también estaban cortados por debajo y la avería es gorda e imposible de subsanar en el espacio que tenemos".

Se han empalmado uno a uno todos los cables de la cubierta pero la avería es gorda

El técnico, Paco Jémez, confirmó a las 21:56 que el partido no se jugaría en el día previsto."Parece que la avería es mucho más grave y es totalmente imposible arreglarlo ahora. Estamos a expensas de que el árbitro lo comente pero si no se puede jugar, no se puede", comentó el entrenador. Minutos después, el club confirmaba sus palabras.

La noticia saltaba a las 20:45, cuando las primeras imágenes del estadio de Vallecas daban un insólito vacío. Solo los periodistas y los Ultra Sur merengues ocupaban sus posiciones. El resto de público, fuera del estadio, veía cómo los tornos no funcionaban.

Los operarios del club se subieron a la tribuna a arreglar los cables bajo la lluvia, y con peligro de un calambrazo. Consiguieron encender tres focos, pero acto seguido volvieron a desvanecerse. Sin luz, no hay fútbol.

Cortaron los cables

El presidente del Rayo explicaba el suceso. "Hemos tenido un sabotaje de unos vándalos que han cortado los cables de la luz. Estábamos intentando solucionarlo para comenzar el partido pero el protocolo de seguridad no nos dejó abrir las puertas para que la gente estuviera lo más cómoda posible", afirmaba. "No sabemos quién ha sido pero la policía tendrá que investigar".

Quiero pensar que no tiene nada que ver con el precio de las entradas 

Según explicó el presidente del Rayo, Martín Presa, los cables de electricidad fueron cortados y para hacerlo hay que acceder escalando.

Martín Presa, que añadió que el incidente será investigado para averiguar quién fue el autor, dijo que quiere "pensar que no tiene nada que ver con el precio de las entradas para los abonados".

Luis Yáñez, director general del Rayo, señaló que "el corte de cables es un sabotaje claro, porque se ha tenido que hacer desde una de las cubiertas del estadio".

Cifuentes pidió calma

La delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes ha explicado que "los dos equipos querían jugar" y que se ha intentado hacer todo los posible para que el partido se disputara el domingo.

Se refirió al incidente como "un claro ataque de sabotaje"

"Ahora intervendrá un notario para levantar acta de todo lo sucedido", agregó Cifuentes, que se refirió al incidente como "un claro ataque de sabotaje".

La Delegada del Gobierno de Madrid, Cristina Cifuentes, pidió calma a los aficionados y dijo que no había problemas hasta el momento. "Por fortuna no hay incidentes. Es una causa que no es imputable a nadie; Lo importante es que se juegue el partido y luego ver las causas y ver de quién es la responsabilidad", afirmaba.

"La situación fuera del estadio está controlada. No hay ningún problema, ninguna alteración del orden, y lo único que pido es calma y esperar un ratito más. Por favor no se preocupen", concluía la delegada.