Carmen Martínez
Imagen de Carmen Martínez, en la mañana en que fue desahuciada de su vivienda en Vallecas. AP / GTRES

El Rayo Vallecano donará 15.000 euros a Carmen, la anciana de 85 años de edad que fue desahuciada el pasado mes de noviembre en este barrio madrileño. Es lo que corresponde a los cinco euros por cada una de las entradas que se vendieron en el partido entre los franjirrojos y el Sevilla.

Este gesto se suma al compromiso del cuerpo técnico, que anunció su intención de pagarle un alquiler hasta que llegara la ayuda institucional, además de una aportación económica de la plantilla del primer equipo. Se pusieron a la venta 4.000 entradas, de las que se vendieron 3.005. Además, el Rayo Vallecano ha creado una fila 0 hasta el 22 de diciembre para encauzar la ayuda abierta.

"Vamos a ayudar a esa señora que con 85 años perdió su casa. El club va a ayudar y también abriremos un canal de ayuda", señaló Paco Jémez en rueda de prensa tras conocerse el desahucio de Carmen Martínez.

Un desalojo traumático

En el mes de noviembre, una comisión judicial, protegida por varias unidades de antidisturbios de la Policía, ejecutó el desahucio de Carmen, una anciana de 85 años que hipotecó su vivienda en Vallecas a través de un prestamista particular. El desalojo de la anciana tuvo lugar en el número 10 de la calle Sierra de Palomeras, en el madrileño barrio de Entrevías. Hasta el lugar acudieron una veintena de activistas antidesahucios, que no lograron impedirlo.

El hijo de Carmen había solicitado 70.000 euros a un prestamista particular, cuyo aval era la vivienda de su madre. Como no pudo devolver esta cantidad, el prestamista se quedó con la casa y la subastó. Entonces, el nuevo propietario quiso disponer de la misma y por ello acudió a la Justicia.

La anciana, que lleva varias décadas viviendo en la casa, cobra la pensión mínima y tiene varios problemas de salud, teniendo en cuenta su edad. A pesar de ello, y tras una prórroga de un mes, el juez firmó la ejecución de dicho desahucio.