Raúl González
El exfutbolista del Real Madrid Raúl González, en la entrega de los premios Laureus. GTRES

Raúl González Blanco está cerca de tener que sentarse en el banquillo en calidad de imputado por un delito económico de insolvencia punible, según revela este domingo el diario 'El Mundo'.

El actual entrenador del Real Madrid Castilla vació una de sus empresas para evitar pagar una deuda, lo que constituye un delito cuya pena puede ir de 1 a 4 años.

Según el citado medio, que ha tenido acceso al auto, los jueces revocaron el intento de archivar el caso y ordenan que continúe el proceso contra él.

Ls empresa Aurantia reclama una deuda de 7,17 millones de Raúl, sin contar los intereses, por una inversión fallida del exjugador en un proyecto de energías renovables.

Al vaciar una de sus empresas, Europa Scar Sport, para no tener que pagar la mencionada deuda, el exjugador cometió apropiación indebida, delito societario e insolvencia punible.

En la investigación, Raúl negó haber cometido irregularidad alguna y aportó informes periciales que apoyan su versión. Los hechos se remontan a 2008.