Sergio Ramos se levanta la camiseta para recordar a Puerta.
Sergio Ramos se levanta la camiseta para recordar a Puerta. Domenech Castelló / EFE

El fútbol español homenajeó al fallecido Antonio Puerta: minutos de silencio en todos los campos, pancartas y un recuerdo permanente en las gradas para el jugador del Sevilla.

Una de las imágenes más emotivas de la jornada fue la de Sergio Ramos, amigo desde la infancia de Puerta en la cantera sevillista, que emocionado miró al cielo con la mano en el corazón.

Ese bonito gesto hacia su amigo le valió a Ramos una tarjeta amarilla.

El árbitro del Villarreal-Real Madrid , Medina Cantalejo, amonestó a Ramos por levantarse la camiseta y mostrar otra con la leyenda: "Puerta, hermano, no te olvidaremos".

El árbitro asegura que aplicó el reglamento, que es muy claro al indicar que se amonestará a los jugadores que se quiten la camiseta.

Pero esta decisión va en contra del sentido común y de la propia línea de actuación defendida por el presidente de la FIFA, Joseph Blatter.

Blatter defendió el pasado mes de mayo que sólo hay que sancionar a los jugadores cuando quitarse la camiseta resulte una provocación al público, una incitación a la violencia o altere el curso del partido.

A Medina Cantalejo le faltó mano izquierda al aplicar con rigor un reglamento excesivamente farragoso.