El piloto francés Fabrice Véricel fue procesado este lunes por "homicidio involuntario agravado por uso de cannabis" después de que arrollara a un niño de cinco años el pasado sábado durante el rally
Béthune, al norte de Francia, informaron fuentes judiciales. 

El fiscal de Arras aseguró que los análisis de la orina del piloto dejan entrever que había consumido cannabis, por lo que se han ordenado test sanguíneos para despejar esta eventualidad.

El piloto está acusado de homicidio involuntario

Véricel, considerado un experimentado piloto de rallys, ha sido dejado en libertad bajo control judicial y con la prohibición de conducir.

El piloto se salió en una curva del recorrido y arrolló al niño en una zona delimitada en la que se encontraba y de la que no pudo escaparse a diferencia del resto de los espectadores que se encontraban en el lugar.