Rainbow Laces
Primer partido de la campaña Rainbow Laces, entre los equipos Leftfooters y Cardiff Dragons, ambos de la GFSN. GFSN

Cuando Thomas Hitzlsperger dijo públicamente que era gay ya llevaba un año retirado del fútbol profesional y había estado a un paso de casarse con su novia. No tardó tanto en hacerlo el estadounidense Robbie Rogers, exjugador del Leeds, quien anunció su retirada con 25 años después de desvelar su condición sexual. A ellos se suman ocho futbolistas profesionales que habrían confesado a la Asociación de Futbolistas Profesionales que no la hacen pública por miedo a la reacción de sus seguidores y los medios de comunicación. Pero el caso más grave se remonta a 1998, cuando Justin Fashanu, primer futbolista de élite que dijo públicamente que era homosexual, se suicidó.

Ningún futbolista ha expresado públicamente su sexualidad, queremos que se sientan cómodos

En Reino Unido han tardado en reaccionar ante este problema, pero lo han hecho, y en los últimos años han empezado a trabajar para terminar con la lacra de la homofobia, como también hacen con el racismo. Con este fin se ha lanzado #RainbowLaces, un fin de semana en el que jugadores de Inglaterra y Escocia llevarán los cordones con los colores del arcoíris, en una iniciativa que imita a la que tuvo lugar en Italia hace un año y que fue un auténtico fracaso.

La idea, de Stonewall UK, Paddy Power y la Federación inglesa de fútbol (FA), es respaldada por todos los actores: deportistas, clubes, instituciones y asociaciones. Como la Gay Football Suporters' Netwoork (GFSN). "El objetivo de esta campaña es hacer ver que hay homofobia, transfobia y bifobia en el fútbol", recordando que hay 5.000 futbolistas profesionales en Reino Unido y ninguno se ha sentido cómodo para expresar públicamente su sexualidad. "Esperamos crear el ambiente en el que el futbolista, sea amateur o profesional, y también los seguidores, se sientan cómodos y sin miedo".

Desde GFSN, principal asociación de apoyo a futbolistas gais de Reino Unido, se compara con la lucha contra el racismo. "Ha llevado 30 años expulsar el racismo del fútbol y todavía vemos algunos incidentes. La homofobia va decreciendo, y con estas campañas queremos contribuir a un fútbol libre de discriminación", explican a 20minutos. "Hay que darle a los aficionados la oportunidad de demostrar que no son homófobos y que apoyarían a un jugador homosexual"

No están solos. La Federación inglesa les respalda. "Estamos comprometidos con la igualdad y la inclusión. El mensaje es muy simple: la homofobia, como cualquier forma de discriminación, es inaceptable".

Contraste con #LigaSinHomofobia

La situación es completamente diferente a la que se vive en España. En la primera jornada de Liga, la Federación estatal de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales lanzó #LigaSinHomofobia, una campaña similar por las redes sociales para ver el respaldo de clubes y deportistas. La única respuesta que se recibió llegó por parte de Almería y Llagostera. "A nivel institucional no se está trabajando. Ni Federación ni Consejo Superior de Deportes (CSD) se han mostrado interesados. Estamos ante un muro", explica a 20minutos Rubén López, responsable de Deportes de la FELGTB. "En Reino Unido llevan años trabajando, tienen incluso la carta contra la homofobia que presentó el propio David Cameron. Aquí hemos escrito a instituciones pero hay ausencia total de interés".

Ni Federación ni CSD se han mostrado interesados, estamos ante un muroLa FELGTB quiere fomentar el debate, como se produce en otros países como Francia o Alemania, donde el respaldo al homosexual llega incluso desde el propio Gobierno, con Merkel animando a salir del armario. "Aquí hay un tabú absoluto", añade Rubén López, quien lamenta el trato al homosexual en nuestro país. "Hemos visto durante los noventa cómo gritaban 'maricón' en los estadios a Guardiola, luego a Guti y ahora a Cristiano Ronaldo. Guti, por ejemplo, jamás se quejó. Era mejor taparlo. Imagina a 30.000 personas gritándote maricón, te condiciona... En estas circunstancias nadie sale del armario en deportes de equipos. Lo hacen nadadores, tenistas... pero nadie quiere ser la comidilla del vestuario".

El Arsenal, a la cabeza

Manchester City, Norwich City, Sunderland, Birmingham... Muchos son los equipos que se han implicado en #RainbowLaces a través de las redes sociales. Pero el principal valedor de esta campaña es el Arsenal, uno de los clubes más importantes de la Premier League. Los 'gunners' no solo lanzaron un vídeo liderado por algunos de sus hombres más importantes —Walcott, Santi Cazorla, Olivier Giroud, Oxlade-Chamberlain o Mikel Arteta— sino que puso de manifiesto su compromiso prestándose a protagonizar el gran evento del fin de semana, el enfrentamiento con el Manchester City, donde los jugadores llevarán los 'rainbow laces' en sus zapatillas y portarán una bandera. "Queremos crear un ambiente donde cualquiera  pueda sentir que pertenece al club independientemente de su edad, sexo, sexualidad, discapacidad, raza o religión”, explican desde el Arsenal a este diario.

"Uno no puede cambiar ser bajo o guapo, pero sí puede cambiar el partido".

La estación de metro del Arsenal se ha 'vestido' de estos colores para recibir a todos los aficionados, a los que invita a adquirir sus cordones en la tienda oficial.Queremos terminar con la idea de que las cosas no pueden cambiar 

"Queremos terminar con la idea de que las cosas no pueden cambiar. La discriminación no puede ser tolerada y debemos trabajar juntos para ello", explica el español y capitán Mikel Arteta.

Numerosas personalidades han contribuido a hacer visible #RainbowLaces. No solo deportistas como Michael Owen o Lukas Podolski, o los propios equipos de fútbol, sino también políticos, como el viceprimer ministro del Reino Unido, Nick Clegg, o cantantes como Dane Bowers... e incluso la policía.