El español Rafael Nadal se clasificó para la final del Abierto de Australia de tenis después de derrotar en su semifinal al suizo Roger Federer por 7-6 (4), 6-3 y 6-3 en dos horas y 24 minutos de juego. El manacorí pugnará por el título con otro tenista helvético, Stanislas Wawrinka, verdugo este pasado jueves del checo Tomas Berdych en la otra semifinal. Si el tenista balear derrota a su rival igualará, con 14, al estadounidense Pete Sampras en la parcela de títulos de 'Grand Slam' cosechados en su carrera. Además, tendrá la posibilidad de convertirse en el tercer jugador en la historia en ganar dos veces cada uno de los cuatro torneos que forman el Grand Slam, después de Roy Emerson y Rod Laver,

Tras causar baja en 2013 por salir de una lesión, Nadal afrontará su tercera final en Australia

Nadal, campeón del torneo en 2009 (cuando ganó en la final precisamente a Federer) y subcampeón en 2012, jugó todo el primer set sin protección en la mano izquierda, en la que tiene una llaga. Al acabar el primer juego del segundo parcial llamó al fisio del torneo, para que limpiase y desinfectase la herida, y le colocase una pequeña y redonda protección con la que jugó después.

En un extraordinario despliegue de velocidad y exhibición de golpes de fondo, Nadal solo concedió una ligera ventaja en el tercer set, cuando después de dos horas y dos minutos, el suizo consiguió por fin romperle, pero a Roger le duró poco ese alivio. Nadal volvió a la carga, y con una nueva rotura volvió a dominar 4-3.  Con grandes campeones en la grada, como los australianos Rod Laver, Kenny Roswell, o el estadounidense Pete Sampras, Nadal no concedió más opciones a Federer y sentenció el encuentro con maestría, rompiendo una vez más el servicio de Federer, y su ya tocada moral en el octavo. Federer no gana a Nadal en Grand Slam desde Wimbledon en 2007 y su ventaja es ya de 23-10 en sus enfrentamientos.

Federer se queda de sus gritos

En  la rueda de prensa posterior Rafael Nadal recordó que el Abierto de Australia es el torneo en el que más problemas físicos ha tenido, y además mostró sus excusas si había molestado al suizo Roger Federer con sus gritos al golpear la bola.  "Cuando juego, cuando golpeo la bola durante el punto, la última cosa en la que pienso es intentar molestar a mi rival. Solo estoy concentrado en golpear la bola bien", dijo Nadal ante las quejas de Federer al juez de silla por el sonido que emitía.

Wawrinka está jugando mejor que nunca. Le vi contra Novak y contra Berdych. Es además un buen tipo. Estoy feliz de que esté en la final

Federer admitió en su conferencia de prensa que efectivamente se había quejado, pero no porque los gritos del español le distrajeran en cada punto, "pero si en fases", dijo.  "En un punto lo hace y en otro no. Por eso me quejé", añadió el suizo, que aunque dijo que no era la primera vez que se había quejado, también admitió que eso no era una excusa para paliar su derrota. "No incidió en el desarrollo del partido", puntualizó.  "Siento si he molestado a alguien, pero nunca lo he hecho en el pasado. Nadie durante mi carrera me ha dicho algo así, que estoy molestando a mi rival. Pero si le he molestado en algún momento, él sabe al cien por cien que yo no quería eso. Nunca hago nada sobre la pista para molestar a mi adversario. Hice lo normal en cada partido", aclaró Nadal.

Sobre su rival en la final, Nadal consideró que el suizo Wawrinka está jugando mejor que nunca y todas sus victorias anteriores contra él no cuentan ahora, porque "exige al máximo y es diferente con respecto al pasado". "Las últimas veces no me ha ganado un set por suerte", dijo Nadal al referirse a su ventaja de 12-0 en sus duelos, y de 26-0 respecto a los sets disputados. "En Londres (Masters 2013) la última vez fue muy igualado. No es significativo", dijo sobre el balance ante el suizo.  "Tiene un gran nivel, luce un mejor servicio, fantástico, y desde el fondo es muy consistente con grandes golpes. Es un rival que te exige al máximo. Soy consciente de que es un jugador diferente a lo que me he encontrado hasta hoy. Está jugando mejor que nunca. Le vi contra Novak y contra Berdych. Es además un buen tipo y amigo. Estoy feliz de que esté en la final. Lo merece porque está jugando mejor cada día", añadió.

Triunfo italiano en el torneo femenino de dobles

Las tenistas italianas Sara Errani y Roberta Vinci revalidaron u título de campeonas de dobles del Abierto de Australia, primer 'Grand Slam' de la temporada, después de imponerse este viernes en la final a las rusas Ekaterina Makarova y Elena Vesnina en tres sets (6-4, 3-6, 7-5). Con esta victoria, la pareja transalpina se garantiza el número uno del mundo y consigue su cuarto 'grande', tras Roland Garros 2012, el US Open 2012 y el Abierto de Australia del año pasado -ante las mismas rivales-.

Errani y Vinci revalidaron el título que ya lograron en 2013 en Australia

Las italianas lograron dos 'breaks' en el primer set -por sólo uno de sus rivales- que le sirvieron a para adjudicarse la manga. Sin embargo, en la segunda cedieron su saque en el segundo juego y, a pesar de que lo recuperaron en el quinto, un nuevo quiebre de la dupla rusa equilibró el marcador del duelo.

En el set definitivo y tras perder tres saques consecutivos, la pareja número uno del mundo se vio obligada a remontar un 2-5. Lo logró; defendió su servicio y logró tres roturas seguidas que le hicieron auparse con el título.