Nadal, durante su partido con Simon
Nadal, durante su partido de octavos en Río con Simon EFE

Prácticamente en dos horas los dos partidos. El tenis español, a poco que tenga un pelín de suerte, puede dar a España muchas alegrías en forma de medallas. Tanto Rafa Nadal como Roberto Bautista ya están en cuartos de final del cuadro individual.

El primero en conseguir el pase fue Bautista, que derrotó en dos parciales al luxemburgués Müller (6-4 y 7-6). El castellonense, bajo la alargada sombra de Nadal, ha conseguido avanzar y ayer apenas sufrió ante Müller. Con un juego muy consistente desde el fondo de la pista, dominó a su rival en el primer set y le doblegó en el sufrido segundo.

Su rival en cuartos será un hueso duro de roer: el argentino Del Potro, verdugo de Djokovic y que remontó al japonés Daniel (6-7(4), 6-1 y 6-2.

Casi a la misma hora jugó Rafa Nadal. Su partido ante Simon no comenzó bien, pues perdió su servicio a las primeras de cambio, pero lo recuperó acto seguido y, aunque con muchos errores forzados y algo descentrado con el juez de silla, se llevó el primer parcial en el tie-break.

Ahí se acabó la gasolina del francés, que ya apenas pudo oponer resistencia a Nadal: 6-3 y rápido a descansar, que en unas horas jugará el partido de dobles que le puede dar la primera medalla en Brasil. Su próximo rival en el cuadro individual será el brasileño Thomaz Bellucci, que derrotó al belga David Goffin (7-6 y 6-4)