Rafa Nadal en el Mutua Madrid Open
Rafa Nadal en el Mutua Madrid Open. EUROPA PRESS

Rafa Nadal ha reconocido que "volver a ser número uno es algo especial" sobre todo, dice, por lo que le ha costado volver a un lugar del ranking mundial que perdió en julio de 2014. El español recuperará el trono después de que se conociese que Roger Federer no estará en el Masters 1000 de Cincinati por unos problemas de espalda.

"Que Roger (Federer) no juegue son malas noticias para el torneo pero para mi el volver a ser el número de mundo es algo especial dado que desde la última vez que estuve al frente de la clasificación ha sucedido muchas cosas", subrayó Nadal. "Lesiones, momentos muy difíciles, pero también he mantenido la pasión y el amor por el deporte y eso ha sido lo que me ha permitido la oportunidad de estar de nuevo arriba".

Nadal dijo que ahora trataba de seguir disfrutando al máximo del tenis y el momento por el que atraviesa, pero sobre todo de estar listo para competir al máximo nivel en el torneo de Cincinnati después de la eliminación sorpresa que sufrió en el Masters 1.000 de Montreal.

"Lo más importante en este momento es volver a encontrar mi mejor juego y hacer un gran torneo", destacó el tenista español, que insistió que después de lo vivido en el 2016 la temporada del 2017 era de ensueño.

El tenista manacorí ha conseguido cuatro títulos en lo que va del 2017

El tenista manacorí ha conseguido cuatro títulos en lo que va del 2017, incluido el décimo en el torneo de Barcelona, Monte Carlo, y Roland Garros, además de llegar a otras tres finales, para ser el líder de la ATP con siete.

"La realidad muestra que estoy teniendo una gran temporada", subrayó Nadal. "Pero todavía quedan muchos torneos en los que quiero competir al máximo".

Nadal reconoció que el duelo con el suizo, que tiene posibilidades de recuperar también el puesto de número uno antes que concluya el año, ha vuelto a estar presente porque ambos han recuperado su mejor tenis y lo demuestran en la pista.