Djokovic gana el Masters tras derrotar a Nadal
El tenista serbio Novak Djokovic sostiene el trofeo de Campeón de la Copa de Maestros tras vencer Nadal. EFE

El serbio Novak Djokovic, que defendía su título de 2012, privó a Rafa Nadal del gran torneo que le faltaba al balear en su extenso palmarés después de derrotarle con cierta comodidad (3-6, 4-6) en una final de una hora y 36 minutos en la que el mallorquín nunca encontró su sitio ante un Djokovic mucho más sólido y bien plantado.

Es la tercera Copa de Maestros de Djokovic, ganador en 2012 y en 2008Djokovic, en un arranque vertiginoso que le llevó a encadenar tres juegos a su favor, condenó a Nadal a ir siempre a la contra. Nadal, el hombre que ha disputado 14 finales en los 17 torneos que ha afrontado este curso, nunca llevó la iniciativa y no terminó de plasmar su fiabilidad ni en el juego de fondo ni cuando tomó riesgos.

Más dobles faltas que su rival (una le acabaría aupando; otra, condenando), ningún saque directo (frente a los seis de Djokovic) y muy pocas opciones de rupturas frente a las rivales (tres frente a la once del 'maestro'), los mimbres del partido fueron balcánicos. Nadal fue a remolque  ante un hombre que ha encadenado en el final de año nada menos que 22 triunfos seguidos. Rafa solo mostró su mejor imagen con la final muy cuesta arriba en los dos últimos juegos del partido.

Torbellino Nole

Djokovic irrumpió en la pista del O2 de Londres como un torbellino e inició la defensa de su título imponiéndose en tres juegos consecutivos con una primera rotura incluida que esbozó una velada aciaga para el de Manacor. Y la situación empeoraría algo más, en un cuarto juego donde el mallorquín encadenó dos peligrosas dobles faltas que dejaban al serbio al borde de un nuevo, y más peligroso, break.

Pero Nadal evitó una nueva rotura y creció para ganar su primer punto y, mucho más dentro del partido, más versátil y variado, sin una derecha demasiado intimidante eso sí, devolverle la jugada a Nole. Del 1-3 pasó al 2-3 pese a una buena defensa del balcánico, que salvaría dos bolas de break y establecería una igualada provisional.

El nuevo partido que esbozó el 3-3 no llegó a emerger, porque Djokovic se mostraba mucho más comodo que un Rafa forzado, tenso y sin conseguir hacerse con la iniciativa. Nole firmó el 4-3, pero Nadal no pudo igualar, lastrado por una nueva doble falta o la agilidad de Djokovic para salvar el mejor punto de la final, globazo mediante. Al final 3-5 y un primer set que se intuía balcánico. Así fue. Y Nole lo cerró con un saque directo.

Una mejoría tardía

Comenzó el segundo set con Rafa Nadal al servicio y el balear defendió su saque firmando el primer punto. Respondería Djokovic, siempre dando la sensación de una mayor frescura que el número 1, mucho más forzado en sus golpeos, y concretaría su primer break de esta manga en el siguiente juego. Un 1-2 preocupante para el porvenir de la final que crecería hasta un 1-3.

Manolo Orantes, en 1976, y Álex Corretja, en la final 'española' de 1998, son los únicos españoles que han ganado la Copa de MaestrosEl partido, en un filo para los intereses de Nadal aunque el ímpetu de Nole ofrecía algún respiro en forma de error, entró en una fase en la que los dos finalistas defendían su saque. Nadal firmó el 2-3, Nole consolidó un peligroso 2-4 y amenazó con una nueva rotura a un Nadal que logro rehacerse para igualar en dos ocasiones un punto que tenía cuesta arriba y fijar el 3-4.

Nadal esbozó una mejoría con su derecha en este punto y sus bolas ganaron altura, pero la solidez del juego de Djokovic no ofrecía fisuras. Agresivo, Djokovic apuntaló con su saque un 0-40 que le permitía cometer errores con mucho margen de enmienda; tanto que no tardaría en firmar el 3-5. Al servicio, Nadal frenaría la primera bola de partido y conseguiría prolongar el tanteo hasta el 4-5 pese a la agresividad de Nole desde el fondo de la pista, su apuesta firme sabedor de su ventaja en el marcador. Y aún así Nadal le forzaría a tener que jugarse tres bolas de partido en el punto definitivo.