Rafa Nadal
Rafa Nadal durante su debut en el Conde de Godó. EFE

El tenista español Rafa Nadal se clasificó para los cuartos de final del Trofeo Conde de Godó, puntuable para la ATP y que se disputa sobre tierra batida, tras derrotar sin excesivos apuros este jueves a su compatriota Guillermo García-López en dos sets por 6-1, 6-3.

Después del trabajado estreno ante el tinerfeño Roberto Carballés, el actual campeón estuvo más suelto en su tenis y pudo dominar con más claridad al de La Roda, que reaccionó en la segunda manga para evitar un cierre más temprano del partido.

El jugador balear encontró más ritmo con su 'drive' y a partir de ahí pudo controlar al jugador manchego, sin argumentos hasta que empezó a arriesgar más en la segunda manga, aunque de forma tardía ya que tenía bastante desventaja.

Nadal alargó a nueve su racha de invicto en tierra batida con un inicio fulgurante que le llevó a solventar con contundencia un primer parcial, gracias a dos 'breaks' y a firmeza con el saque, con el que sólo perdió seis puntos, sin dejar oportunidades de rotura al albaceteño.

El dominio del balear se alargó al inicio de la segunda manga y el partido parecía que tendría un final rápido. El número uno del mundo culminó su carrusel de nueve juegos seguidos para ponerse con un claro 4-0, cuando García-López decidió tomar más riesgos y el manacorí se despistó. El resultado fueron tres juegos consecutivos y su primer 'break', en blanco, pero Nadal volvió a centrarse y certificó sin más problemas su triunfo.

El primera cabeza de serie no tendrá enfrente un tercer compatriota, ya que Feliciano López cayó en los octavos de final ante el eslovaco Martin Klizan, verdugo de Novak Djokovic y que no dio demasiadas opciones al toledano, al que batió en dos mangas por 6-1, 6-4.

Klizan, clasificado desde la previa y semifinalista en el Godó hace tres años, siguió a buen nivel y arrolló a 'Feli', llevándose diez de los primeros doce juegos. El español reaccionó entonces con 6-1 y 5-1 abajo para ponerse 5-4 y tener dos bolas de 'break' para igualar antes de que su rival solventase este apuro y finiquitase su triunfo.