Rafa Nadal
Rafa Nadal, en el Open de Australia 2019. EFE

Cuatro meses después, Rafa Nadal volvió a competir. El tenista español debutó en el Open de Australia con una victoria ante el local James Duckworth, 238º del ranking mundial, al que derrotó en tres sets (6-4, 6-3 y 7-5). Se enfrentará en segunda ronda al ganador del partido entre el alemán Jan-Lennard Struff y el australiano Matthew Ebden.

Nadal, que tuvo que retirarse del torneo de Brisbane en la primera semana del año por problemas en el muslo, no dio muestras de molestias físicas aunque sí se le vio corto de ritmo (como él mismo reconoció antes del torneo), lo que Duckworth aprovechó para mantenerse siempre al acecho en el marcador. Incluso logró romper el servicio del español al inicio del segundo set, uno de los dos ‘breaks’ que cedió Nadal a lo largo del partido.

"No es fácil volver después de tantos meses sin jugar y en especial ante un jugador tan agresivo como Duckworth”, dijo el balear, que no jugaba un partido que no fuera de exhibición desde septiembre, cuando tuvo que abandonar el US Open en plena semifinal contra el argentino Juan Martín Del Potro. “Estoy muy feliz por empezar así después de tanto tiempo", añadió.

Verdasco, a segunda ronda

Antes que Nadal, Fernando Verdasco logró también el pase a la segunda ronda al vencer al serbio Miomir Kecmanovic por 7-6(5), 6-3 y 6-3 en dos horas y diez minutos. Se enfrentará en segunda ronda al moldavo Radu Albot, que venció al estadounidense Michael Mmoh.

El madrileño arrancó el encuentro incómodo al resto y se refugió en su servicio, con el que consiguió un total de 26 saques directos en todo el partido y llevó el primer set al juego decisivo. En ese momento, tiro de experiencia y, tras remontar su primer punto al servicio concedido, cerró un primer parcial que acabaría siendo definitivo.

El joven serbio de 19, quien se quejó por unas molestias físicas a lo largo del segundo set, se vio sorprendido por un fino Verdasco que dominó hasta el definitivo 6-3.