Emprenden una campaña para cambiar el nombre de los Redskins de la NFL "por racista"

  • El nombre significa "pieles rojas" y los indios de la Nación Oneida han emprendido una iniciativa para que erradicarlo.
  • "Es un nombre doloroso que se usaba contra mi gente en los tiempos en los que nos apuntaban con pistolas", dice un portavoz indígena.
  • Obama ha dicho que si él fuera el presidente del club, lo cambiaría.
Logotipo de la campaña Change The Mascot, que pretende cambiar el nombre de los Washington Redskins de la NFL.
Logotipo de la campaña Change The Mascot, que pretende cambiar el nombre de los Washington Redskins de la NFL.
CHANGETHEMASCOT.ORG

Tras ochenta años con el mismo nombre, uno de los equipos más laureados del fútbol americano, los WashingtonRedskins de Washington ("pieles rojas") es objeto de acusaciones de racismo, una polémica que ha adquirido tintes nacionales y sobre la que se ha pronunciado incluso el presidente, Barack Obama.

La campaña "Change the mascot" ("Cambien la mascota") lanzada por la Nación india Oneida considera el nombre y la mascota del equipo (un indígena ataviado con las características plumas en la cabeza) un "agravio racista" hacia los nativos americanos.

"Este es un mensaje terrible para el resto del mundo, hacer marketing a partir de un nombre que es un epíteto racial", indicó el representante de la Nación Oneida Ray Halbritter, quien a principios de esta semana se desplazó hasta Washington para tomar parte del primer acto de la campaña en la capital.

"Este es un nombre doloroso que se usaba contra mi gente en los tiempos en los que nos apuntaban con pistolas y nos echaban de nuestras tierras. Cuando lo emplea un equipo de fútbol profesional, se convierte en una palabra que les dice a nuestros niños: os toca ser denigrados", se mostró contundente Halbritter.

Obama quiere cambiar el nombre

Tal ha sido la controversia levantada durante los últimos días alrededor de esta cuestión, que incluso el presidente Obama se pronunció al respecto, y apuntó que, si él fuese el propietario de los Redskins, pensaría en un cambio de nombre.

Sin embargo, el auténtico propietario del equipo, Daniel Snyder, salió esta semana en defensa del nombre a través de una carta abierta en el sitio web del club, en la que sostiene que el apelativo de Redskins no tiene ningún tipo de connotación peyorativa hacia los nativos americanos, y que le avala una tradición de ocho décadas, una postura que comparten muchos aficionados.

"Me gusta el nombre como es. Ha sido así durante años y así es como les gusta a los hinchas. ¿Por qué cambiarlo? No veo nada racista en el nombre, se refiere a los indios, y yo estoy orgulloso de los indios", explicó James Hunt, un aficionado de los Redskins que sale a correr cada tarde por los aledaños del estadio.

"Personalmente, no creo que sea un nombre ofensivo. Ahora bien, quienes así lo crean, tienen derecho a considerarlo injurioso. De hecho, lo han comparado a otros nombres que, por ejemplo, sí podrían resultar ofensivos para mí", indicó Tina Evans, una joven afroamericana que asegura ser hincha de los Redskins desde que era pequeña.

El caso del equipo de la capital ha adquirido dimensiones nacionales a causa de la relevancia e historia de los Redskins —tres veces ganadores de la Super Bowl—, pero son numerosos los antecedentes en polémicas de este tipo, especialmente en el fútbol universitario.

En 1972, por ejemplo, la Universidad de Stanford (California) fue la pionera en cambiar el nombre de su sección deportiva, que dejó de llamarse Indians (Indios) y pasó a llamarse Cardinals (Cardenales), tras haber recibido el presidente de la universidad varias quejas por parte de estudiantes nativos americanos.

La NFL, dispuesta a negociar

Pese a la negativa del club a cambiar el nombre, la Liga Nacional de Fútbol (NFL) ha aceptado sentarse a escuchar a los oneidas, y su comisionado, Roger Goodell, anunció que se verá con ellos en las próximas semanas para asegurarse de que se está haciendo "aquello que resulte correcto a largo plazo".

La reunión, que se producirá antes del próximo 22 de noviembre podría tener lugar tanto en la ciudad de Nueva York, donde tiene sus oficinas la NFL, como en la ciudad de Verona, en pleno corazón del condado Oneida.

Por su parte, el equipo no ha dado a conocer si mandará representantes o no a dicha reunión.

"Somos una nación piel roja. Y le debemos a nuestros hinchas, entrenadores y jugadores, del pasado y del presente, la preservación de esta herencia", concluyó su carta abierta del pasado miércoles el propietario de los Redskins, Daniel Snyder.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento